El Ayuntamiento aprueba el pliego de los puestos del mercado con un canon mínimo de 150 euros mensuales de media y una duración de 20 años

 

La Junta de Gobierno Local ha dado luz verde al pliego de cláusulas administrativas particulares y al pliego de prescripciones técnicas que han de regir la concesión de dominio público de los puestos de la planta baja del mercado municipal. El concejal de Hacienda, Javier Muñoz, ha explicado que se trata de un documento que ha exigido mucho trabajo técnico dada su complejidad y ha agradecido esta labor para aprobar la mejor alternativa de todas las planteadas. “Ha sido difícil completar este documento y nuestro objetivo, desde el principio, era no dejar a nadie fuera. Queremos que cualquier comerciante que quiera optar a uno de los puestos pueda hacerlo y que no se quede fuera por una cuestión económica”, ha explicado el concejal.

Con este documento, salen a licitación 14 de los 17 puestos de la primera planta ya que tres de ellos, frutería, charcutería y casquería, tienen todavía contrato en vigor desde su traslado de Bernardo Robles a Las Concepciones con diferentes periodos de duración. En estos casos habrá que negociar de forma individual con los titulares y con las cifras del pliego como marco prorrateadas en función de los años. Ellos serán, por lo tanto, quienes decidan sobre la base de estos requisitos, pudiendo continuar o renunciar.

En el caso de los otros 14 puestos, Javier Muñoz ha detallado que el texto contempla el contenido específico de 3 fruterías o productos ecológicos, 2 panaderías y 2 pescaderías y en el resto, hasta completar con otros ocho, se reparten entre carnicerías, casquerías, charcuterías, pollerías, especies o comida preparada. No se podrá optar a más de una adjudicación por licencia.

El periodo de concesión es de 20 años y el canon, al alza, por cada uno de los puestos, se mueve, en función de los metros cuadrados, entre los 29.000 y los 58.000 euros en las dos décadas, incluido en esta cifra, además, la cámara frigorífica del sótano o almacén seco así como el equipamiento. Los concesionarios deberán abonar una cantidad inicial que corresponde al equipamiento de entre 4.000 y 13.000 euros. Una vez descontada esta parte inicial, la cantidad se irá prorrateando mensualmente dese los 100 del más barato a los 190 euros del más grande con una media de 150 euros.

Javier Muñoz ha explicado que parte de la complejidad del documento ha sido la de decantarse por las dos alternativas técnicas que se expusieron sobre la mesa. De esta forma, el documento contemplaba una opción de 10 años más 2 en la que, dado el periodo de amortización del equipamiento, no se marcaba un canon inicial. La segunda opción, por 20 años, sí contempla este canon previo destinado al equipamiento, permite reducir la cantidad mensual y marca que, a partir de los ocho y los diez años, será ya el adjudicatario quien tenga que asumir los problemas derivados de mantenimiento o sustitución del material entendiendo por completada la amortización. El concejal de Hacienda ha indicado que se ha optado por la segunda al considerar que “da a los comerciantes una mejor opción de futuro para su negocio haciendo además que el equipamiento se pague de inicio y ya no afecte la amortización (8-10 años). Una vez que pase ese periodo, cualquier rotura, sustitución o reparación será ya asumida por parte del comerciante”. Ambos planteamientos se han presentado en la comisión y dictaminado a favor de la segunda opción.

También se ha optado por una modificación de última hora respecto al documento inicial incluyendo una aportación a la fórmula de adjudicación y solicitud que permite, a criterio de todos los técnicos, mejorar el texto con el objetivo de que ningún puesto quede desierto y además agilizar los plazos. Todos los departamentos implicados han estado de acuerdo y este cambio se ha introducido en el pliego llevado ya a la JGL, que lo ha aprobado ampliando la opción de que cada comerciante pueda optar a todos los puestos con un orden en función de preferencias. “Por lo que entienden los técnicos será más rápido el proceso de baremación y, además, favorece que no queden puestos sin oferta”, ha señalado. Respecto a los plazos, ha explicado que la previsión es que se publique en el boletín la próxima semana y que se abra un plazo de 15 días para presentar las plicas.

Muñoz considera que este “viene suponer un paso más en uno de los proyectos más importante de la ciudad que pretende revitalizar el casco con una apuesta comercial como es el mercado con sus puestos tradicionales, con ese supermercado en planta menos uno o sótano que ya está ejecutando Simply y en breve con el pliego de la primera planta, donde está el restaurante y la zona complementaria con ocho puntos de venta”. Restaría para este año 2017 la ejecución de los cines en la zona anexa añadiendo esa oferta de ocio a la zona que ya ha conocido también en este mes que seis nuevos negocios se abrirán en el Casco Viejo de la mano de las ayudas municipales a emprendedores.

Por otro lado, en la JGL también se han adoptado acuerdos en otras áreas. En urbanismo se ha aprobado un proyecto de ejecución y autorización del inicio de las obras para la ampliación de nave de minicentral térmica promovido por Rebi.  En otro orden de cosas, durante la JGL se ha aprobado el abono del primer 50% de la aportación municipal a la Fundación del CAEP por una cuantía de 65.000 euros.  Por otro lado, se ha dado luz verde a la documentación que se debe remitir a la Secretaría de Estado de Hacienda como ayuntamiento beneficiario de las ayudas europeas dentro del programa DUSI Intramuros con el consiguiente manual de procedimiento.

Por otro lado, dentro del apartado de Servicios Sociales, se ha dado el visto bueno al convenio de colaboración con la Junta para el desarrollo del programa ‘Conciliamos’ dirigido a facilitar la vida familiar y laboral. En este sentido, el Consistorio facilita el mantenimiento de la apertura de los centros en los que se desarrolla en Semana Santa, verano y Navidad. Desde la Concejalía se cede la instalación de Las Pedrizas y se sufragan todos los gastos derivados del funcionamiento como luz, agua o calefacción.

En la JGL ha dado luz verde a las ayudas de  urgente necesidad del mes de febrero con un total 59 prestaciones (49 tramitadas directamente por la corporación municipal) y una cuantía de 12.767 euros. En enero se aprobó una cuantía de 7.557 euros dentro de esta misma línea para prestaciones básicas que se dictaminan mensualmente con 37 prestaciones. El pasado ejercicio se cerró con 742 y 189.000 euros, aunque hay que recordar que el número de beneficiarios es menor ya que una misma unidad familiar puede recibir más de una ayuda o prorrogarla varios meses en función de su situación de vulnerabilidad. En su mayoría tienen que ver con pago de alquiler y gastos básicos como luz o agua.

2017

ENERO                      37                    (7.557 EUROS)

FEBRERO                 59 (49 + 10)    (12.767 EUROS)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cocinando con..

Rumbo al altar

CLOSE
CLOSE