Conducía con el acompañante sentado en la ventanilla a 120 km/h

La Guardia Civil culmina la denominada Operación «Alekan», investigando a dos personas por conducción temeraria.


Se les imputa un delito contra la seguridad del tráfico, consistente en conducir un vehículo a motor con temeridad manifiesta, poniendo en concreto peligro la vida o la integridad de las personas.

El conductor fue grabado mientras conducía de modo temerario, al circular el acompañante sentado sobre una de las ventanillas del vehículo.


09 de julio de 2019.- El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Subsector de Tráfico de la  Guardia Civil de Soria, ha culminado la denominada Operación «Alekan», investigando a dos varones, O.O.D y N.O.D., de 32 y 30 años de edad, de nacionalidad Búlgara y vecinos de la localidad de Segovia, como presunto autor y coautor de un delito contra la Seguridad Vial, por conducir un vehículo a motor con temeridad manifiesta, poniendo en concreto peligro la vida o la integridad de las personas.

La investigación se inició a raíz de la colaboración ciudadana. Se informó a la Guardia Civil de un video grabado por una usuaria de la vía. Sorprendida observó como el conductor de un vehículo turismo, conducía de modo temerario, al permitir que su acompañante fuese sentado en la ventanilla del vehículo, con medio cuerpo fuera del mismo con el consiguiente riesgo de caer a la vía, poniendo en serio peligro su vida y su integridad física. El vídeo tiene una duración aproximada de un minuto y en él se puede observar como adelanta a varios camiones, lo que aumenta aún más el riesgo, al entrar en la corriente de aire que generan estos vehículos. A esto se suma que al ir circulando por una autovía, la velocidad rondaba los 120 km/h.

Continuando con las investigaciones los agentes pudieron constatar que estos hechos habían ocurrido el día 14 de junio de 2019 en la Autovía A-15, dentro del término municipal de Beltejar (Soria).

De las gestiones llevadas a cabo por el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Soria se pudo determinar la marca y modelo del vehículo, así como identificar al titular del mismo. El propietario se encontraba en Bulgaria, para más sorpresa manifestó que el vehículo se lo había dejado a un primo suyo.

Gracias a las intensas investigaciones, se pudo identificar a los ocupantes del vehículo, en el momento de los hechos, los cuales al saber que pronto serían localizados, contactaron con los agentes de Tráfico a través de su abogado. Finalmente el equipo GIAT se desplazó a la localidad de Segovia, lugar de residencia de ambas personas, donde una vez localizados, procedieron a su Investigación como autores de los delitos reseñados.

En la investigación, las personas implicadas manifestaron que el acompañante se encontraba mareado, que el vehículo era muy viejo y no tenía aire acondicionado, motivo por el cual se sentó sobre la ventanilla.

Las diligencias instruidas fueron remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número UNO de Almazán (Soria).

Se recuerda que, para que los sistemas de seguridad pasiva del vehículo sean eficaces, el asiento debe estar correctamente posicionado, en posición casi vertical, y el cinturón tenso, para una correcta sujeción. Por supuesto no sacar ninguna parte del cuerpo fuera del vehículo cuando éste se encuentra en movimiento, ya que entraña peligro para la integridad de las personas.

Ante cualquier actitud en contra de la seguridad de los ocupantes de un vehículo, el responsable siempre es el conductor, quien debe velar porque los ocupantes vayan correctamente posicionados y con el cinturón de seguridad debidamente abrochado.