El subdelegado del Gobierno visita el almacén de Cruz Roja Española en Soria, donde ya han llegado los víveres de la segunda fase de la campaña 2019 de ayuda a las personas más desfavorecidas

El Gobierno de España en la Comunidad Autónoma de Castilla y León distribuye gratuitamente, en la segunda fase de la campaña 2019, 1.376.675,80 kg de alimentos por valor de 1.359.569,89 euros.

Cruz Roja Española y Banco de Alimentos de Soria son las entidades encargadas del reparto en la provincia.

El subdelegado del Gobierno, Miguel Latorre Zubiri, ha visitado esta mañana el almacén de Cruz Roja Española en Soria, acompañado de su presidente,  Modesto Fernández Córdoba, con motivo de la entrega de alimentos de la segunda fase del Programa 2019 de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas.

En esta segunda entrega, se van a distribuir un total de 53.298,240 kilogramos de alimentos, a través de Cruz Roja y el Banco de Alimentos a partes iguales. Los 26.660,760 kg que se reparten a través de Cruz Roja Española amparan a 1.144 beneficiarios, mientras que los 26.637,480 kg otorgados al Banco de Alimentos, alcanzan a 876 personas. El valor de los alimentos que se repartirá es de 52.427,55 euros, para personas necesitadas, en situación de dependencia social y/o económica.

MARCO FINANCIERO 2014-2020

El Programa de Ayuda Alimentaria 2019 se entronca en el marco financiero de la UE 2014-2020, por lo que se financia conjuntamente entre el Fondo de Ayuda Europea para Personas Desfavorecidas (FEAD) y el Gobierno de España, a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). El FEAD contempla actuaciones para contribuir a la inclusión socio-laboral de las personas desfavorecidas que reciben alimentos, de cuya implementación se encarga el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

El FEAD persigue el objetivo de situar por debajo de 20 millones el número de personas de la Unión en riesgo de pobreza y exclusión social, de conformidad con la Estrategia Europa 2020. El FEAD contribuirá a lograr el objetivo específico de paliar las peores formas de pobreza, suministrando ayuda no financiera a las personas más desfavorecidas, ya  en forma de alimentos y/o asistencia material básica, ya mediante la realización de actividades de inclusión social.

Según el MAPA, hasta 2020 España va a disponer de 663 millones de euros para ayudar a las personas desfavorecidas. El Gobierno de España destina al Programa de Ayuda Alimentaria 2019 para las personas desfavorecidas en el territorio nacional casi 96 millones y medio de kg de alimentos.

CESTA DE ALIMENTOS

En esta segunda fase se suministran alimentos saludables y de primera necesidad como arroz blanco, garbanzos cocidos, conservas de pescado y carne, pasta alimenticia, tomate frito en conserva, galletas, fruta en conserva, tarritos infantiles, leche entera, batidos de chocolate y aceite de oliva.

Se trata de productos de fácil transporte y almacenamiento, poco perecederos y, sobre todo, de carácter básico. Esto permite que los beneficiarios puedan preparar fácilmente comida para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés.

Las organizaciones asociadas de distribución, Cruz Roja Española y Banco de Alimentos, son designadas por el MAPA a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) como colaboradoras imprescindibles para la distribución de alimentos entre las entidades de reparto. Son estas últimas las que se encargan de su entrega a los beneficiarios finales: individuos, familias, hogares, grupos en situación de pobreza económica, así como a personas sin hogar y en situación de especial vulnerabilidad social.