La deuda del Ayuntamiento de Soria baja del 60%

El concejal de Hacienda, Javier Muñoz, ha dado cuenta de la liquidación del Presupuesto del año 2018 que se debatirá en el Pleno del próximo jueves y que arroja las mejores cifras económicas de la legislatura con una progresiva reducción de deuda (58,705), ya en niveles porcentuales inferiores al ejercicio 2007, y un resultado presupuestario positivo de 7,5 millones de euros.

Javier Muñoz ha explicado que “este documento técnico es una radiografía económica de la situación del Ayuntamiento y ofrece una visión positiva de las cuentas municipales así como la evolución de las mismas”. En este mismo sentido, ha matizado que “la liquidación, con un ahorro neto de 6,5 millones de euros, y una deuda cinco millones inferior a la del inicio de la legislatura, pone de manifiesto el trabajo serio de gestión y cómo se puede llevar a cabo una política económica planificada reduciendo deuda, pero sin hipotecar aspectos esenciales para el desarrollo de una ciudad como el empleo, los servicios públicos, la inversión como motor económico, y, por supuesto, la protección social que hemos incrementado todos los años”.

Respecto a las cifras, la liquidación arroja un resultado presupuestario positivo de 7,5 millones de euros y un remanente de tesorería de 9.129.000 euros, que se incrementa en casi tres millones respecto al del ejercicio anterior especialmente por la inversión y el ingreso de la licencia de las obras del Hospital. Por otro lado, el ahorro neto es de 6,5 millones de euros con unos ingresos consolidados de 40,6 millones y un gasto corriente de 34,6. Estos ingresos evidencian esa mejora de los aprovechamientos maderables, ya en 1,5 millones de euros, los ingresos tributarios, pese a la congelación del IBI tras concluir la ponencia de valores aprobada por los grupos en 2005, y la recuperación de ciertos ingresos urbanísticos como las licencias, sobresaliendo la ya mencionada del Hospital. El superávit ajustado al cierre de 2018 es de más de 3 millones de euros.

Por otro lado, el Ayuntamiento cumple con todos los requisitos de control que establece el Gobierno cumpliendo la regla de gasto y muy lejos de los porcentajes de endeudamiento que determinan la necesidad de someterse al control del Estado a la hora de acudir a operaciones de crédito. De esta manera, la regla de gasto limita en 33.355.999 euros el límite y la liquidación se ha cerrado en 33.332.000. De igual manera, no se puede superar una deuda por encima del 75% de los ingresos, el Ayuntamiento ha cerrado 2018 con un porcentaje del 58,79%, más bajo incluso que en el año 2007. La deuda en valores absolutos con entidades de créditos (deuda viva) es de 23,8 millones, casi cinco menos que en el año 2014 cuando ascendía a 28.7. La deuda con administraciones también ha pasado de 5,7 millones a 3,2 incluyéndose en este apartado Reindus y Avanza.

Respecto a la inversión, la liquidación distingue las distintas fases en las que se puede encontrar en proyecto y obviamente el informe vuelve a recoger la decisión política de seguir reflejando compromisos de otras administraciones, como la ampliación de la Audiencia o el pago de la tapa del Espolón. “Sabemos que esto puede hacer que las cifras de inversión sean peores, pero siempre hemos defendido que no vamos a renunciar a estas inversiones que seguiremos reflejando como una forma de exigir el cumplimiento de los compromisos”, ha recordado el concejal de Hacienda, Javier Muñoz. Por ello, en fase de obligaciones reconocidas hay un total de 4,6 millones con obras ya en uso como la de los Cines Mercado, en fase de compromiso 9,6 como pueda ser el Centro Cultural La Alameda y en fase de autorizado la cantidad sube a 13 con actuaciones para Santa Clara, actualmente en licitación.