Martín Navas: “He dimitido porque El Burgo no es ninguna moneda de cambio”

Anoche conocíamos la noticia: Martín Navas, Teniente de Alcalde de El Burgo de Osma, dimitía como Diputado Provincial y miembro de la Ejecutiva Provincial del Partido Socialista. Una dimisión que se producía tras meses de tensiones producidas por el pacto PSOE/PP en el Ayuntamiento de El Burgo de Osma y el Pacto de Diputación entre Partido Popular, Plataforma del Pueblo Soriano y Ciudadanos que entrega la presidencia del organismo al PP. En este pacto, se habla sobre “revertir la situación en El Burgo de Osma”, algo que su Teniente de Alcalde, no piensa permitir.

En declaraciones a este medio, Martín Navas reconoce que “A pesar de la insistencia por parte del partido en la autonomía local, hubo un acercamiento a posturas que no me parecieron bien y no tenían nada que ver con la autonomía que teníamos en la agrupación local de El Burgo. Yo por ahí no iba a pasar”

Martín Navas no sólo ha renunciado al cargo de Diputado Provincial y a la Ejecutiva Provincial del PSOE, si no que esta misma mañana ha presentado su baja como afiliado socialista “En El Burgo tenemos un pacto muy sólido y  no es ninguna moneda de cambio, ese es mi principal argumento, que El Burgo no es ninguna moneda de cambio”

El Teniente de Alcalde afirma que la situación en su pueblo no va a cambiar, aunque admite que “había personas que daban por hecho que El Burgo no iba a salir hacia delante, nos pusieron mil condicionantes y yo aposté por nuestra palabra, por nuestro pacto de palabra. Ni ha pasado por un notario ni está escrito, pero es un pacto de caballeros entre seis personas, cuatro del PSOE y dos del PP que continúa, es un pacto sólido”

Navas quiere además lanzar un mensaje de tranquilidad a sus vecinos, afirmando que la situación de la Villa Episcopal no va a cambiar “El Burgo se queda como estaba. Somos seis personas que queremos apostar por esta idea y no queremos influencias externas. Queremos estar como estamos, que nos dejen trabajar y que El Burgo tenga la dignidad que se merece y repito, que no sea moneda de cambio de nada. El Ayuntamiento de El Burgo de Osma tiene independencia suficiente y una capacidad importante a nivel provincial para que se le valore como se le tiene que valorar, y no para que sea parte de una subasta entre el PP y la PPSO a ver quién da más para quedarse con la Diputación o con el Ayuntamiento. No nos merecemos eso y por esto he dado este paso”

Un paso que, reconoce, quizá sea precipitado, pero “moralmente acertado. Tengo la conciencia muy tranquila, el cuerpo agotado pero la conciencia muy tranquila”

Mirando al futuro, Martín Navas tiene claro que en la Villa Episcopal, los vecinos se pueden relajar ya que en su Consistorio van a encontrarse con “un equipo de seis personas que estarán todo el día trabajando por su pueblo, buscando proyectos, recopilando ideas y relacionándonos con el municipio”. Asegura que la situación tanto política como ciudadana en la Villa Episcopal es muy distinta a la que había tiempo atrás y que eso, no va a cambiar. “Ahora mismo en El Burgo hay un ambiente de calma política, tranquilidad y paz que no ha habido antes. Con nosotros, la gente está respirando. Es un proyecto novedoso, completamente distinto a lo que hemos conocido hasta ahora en El Burgo de Osma, abierto y polivalente en el que caben todas las ideas y todo el mundo. La libertad con la que sube la gente al Ayuntamiento ahora no había existido nunca, y no lo digo yo, lo dicen los propios funcionarios” declara el ex Diputado Provincial. “Es algo general desde que estamos nosotros, y no quiero que se rompa porque hay intereses partidistas que están buscando otra cosa”

Con la vista puesta en el futuro de la Villa, cuando preguntamos a Martín Navas quién será el alcalde de El Burgo de Osma el próximo año, lo tiene muy claro “El año que viene, Miguel Cobo. Dentro de dos, Martín Navas” Ante la misma pregunta, pero acerca de la Presidencia de la Diputación, tampoco duda “Me gustaría que fuera Luis Rey, y tengo el convencimiento de que puede serlo. No estaré yo en su equipo, pero me gustaría que fuera él, creo que ha dado a la Diputación un nivel y una capacidad de trabajo dignos de admirar” aunque no a costa de entregar la alcaldía de El Burgo a Antonio Pardo, como reza el Pacto de Diputación “si hoy he dimitido del PSOE como militante, dimitiría directamente de concejal, espero que no pase, pero es un convencimiento que tenemos los seis”