Los vecinos de Valdeavellano honran a la Virgen de las Espinillas

El pueblo de Valdeavellano de Tera se encontraba celebrando sus fiestas en honor a la Virgen y San Roque. El último día de las fiestas, también conocido con el nombre de “San Roquito”, los vecinos y autoridades acudieron a la Ermita de la Virgen de las Espinillas para honrar a la Virgen y pedir por el año. Tomás, uno de los vecinos, contribuyó además a la restauración del camarín del altar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cocinando con..

Rumbo al altar

CLOSE
CLOSE