Revertir la situación que en personal dejó el Psoe es el objetivo del equipo de gobierno de la Diputación provincial

Dotar a la institución provincial del personal necesario y suficiente para que salga todo el trabajo adelante está siendo uno de los principales retos a los que se enfrenta el equipo de gobierno encabezado por Benito Serrano. Conseguir una situación normalizada de trabajo, donde se tengan en cuenta las reivindicaciones de los principales colectivos para evitar la marcha de valioso personal de la Diputación ha centrado los primeros meses de trabajo.

El Partido socialista, con Rey a la cabeza, se limitó a aprobar una oferta de empleo público el 27 de noviembre de 2018, al tercer año de su mandato, pero durante los siguientes siete meses nada hicieron para desarrollarla, más preocupados en las elecciones que en el funcionamiento de la casa, por lo que los actuales responsables de la Diputación han tenido que comenzar de cero para empezar a poner en marcha las plazas recogidas en la OPP.

Francisco Javier Navarro Ganaza, Diputado provincial responsable de la Comisión de Régimen Interior, Personal, Empleo y Formación, ha destacado que en los cinco meses que llevamos de trabajo estamos negociando con los sindicatos y con el personal para ir sacando en la medida de la posible las plazas. Este año saldrá la primera de todas las plazas previstas, una de administrador, a la que seguirán el año que viene la transformación de nueve plazas de auxiliares administrativos, en administrativos, al igual que la plaza de encargado de capataz, que se transformará a petición de los sindicatos.

El equipo de gobierno presidido por Benito Serrano ha reconvertido la sección denominada Mayordomía, en la sección de Servicios Generales, escuchando las reivindicaciones laborales para que dos trabajadores pasen a partir del año que viene a desempeñar jornada completa, en lugar de media, como lo venían realizando hasta la fecha.

Poner al día la importante sección de personal es el cometido que Benito Serrano antepone a otras actuaciones, puesto que es necesario que todos los puestos estén cubiertos, pero también que se trabaje de una forma satisfactoria para los propios empleados que de esta forma verá incrementada la productividad de la Institución provincial y saldrán muchos más proyectos adelante con la colaboración de todos los estamentos.

El Diputado Navarro Ganaza ha destacado que “nos hemos encontrado con una administración obsoleta ya que los últimos cambios son del año 2005, por lo que vamos a modernizarla en la medida de lo posible y a la mayor rapidez para que los trabajadores desarrollen su cometido con mayor satisfacción”.

Escuchando a los sindicatos y trabajadores se va a proponer de cara al año que viene que en la próxima Relación de Puestos de Trabajo (RPT) se recoja el aumento de categoría en dos niveles de los técnicos medios de laborales. También el próximo año 2020 saldrán a concurso gran parte de los puestos recogidos en la RPT, ya que una cosa es aprobarlos y otra es convocarlos, preparar los exámenes, las mesas, y toda la larga burocracia a la que hay que hacer frente para poder seguir dotando a la Diputación provincial de todo el personal necesario para sacar adelante el trabajo diario.

No es objetivo del equipo presidido por Benito Serrano de entrar en batallas con el Partido Socialista por el personal de la Diputación, Luis Rey ya tuvo cuatro años para actualizar la casa y “ahora les pedimos que en lugar de criticar que aporten sus propias sugerencias, las que no pusieron en marcha en cuatro años, que serán bien recibidas”.