Bécquer protagoniza una exposición fotográfica en el Espacio Alameda

El próximo 22 de diciembre de 2020 se cumple el 150 aniversario de la muerte del sevillano Gustavo Adolfo Bécquer, poeta y narrador, representante del Romanticismo español. Sus textos, se caracterizan por la exquisitita armonía y la naturalidad de la expresión, impregnada de delicadeza. Su vida y su obra se han convertido en un referente atemporal, llegando a transformarse en un genio de la literatura universal.

     

Dentro de los diversos lugares que visitó a lo largo de su vida está la ciudad de Soria y su provincia, donde se acomodó, tuvo excelentes amistades y se sintió atraído por sus arcaicas costumbres y monumentos. Frecuentó el templo de San Juan de Duero, acompañado de su hermano Valeriano, donde hizo bocetos de su arquitectura para futuros lienzos. También visitaron la ermita de San Saturio, San Polo y el monte de las Ánimas.

Su experiencia soriana le llevó a escribir las leyendas de “El rayo de luna” y “El monte las ánimas”; “Los ojos verdes”, que posiblemente escribiera en el Pozo Román de Noviercas, lugar emocionalmente contradictorio para nuestro escritor y Beratón, lugar de “La corza blanca”.

Para colaborar en los actos de conmemoración del 150 aniversario de la muerte del poeta, se presenta en el Espacio Cultural La Alameda una exposición fotográfica titulada “Llanto en la hoja seca”. Ha sido realizada por tres aficionados a la fotografía: Adolfo de los Santos Sánchez Barbudo (El Viso del Alcor, Sevilla, 1949), Manuel Camacho (Sevilla, 1945) y Francisco Luis Rodríguez Castillejo (Sevilla, 1956). Los dos primeros autores son médicos psiquiatras, que han aportado la visión psicológica de Bécquer a partir de su obra literaria. Todos ellos pertenecen al Foro de Médicos Fotógrafos, adscrito al Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla.

De todos los aspectos de la vida del poeta, quizá el más oscuro sea el emocional, aspecto que él quiso dejar entre tinieblas. Para todo biógrafo becquerianista, uno de los más arduos trabajos es poner en pie, de forma ordenada, el corazón de Gustavo Adolfo.

A través de su extensa obra literaria es posible intuir, más allá de un acercamiento literario, su verdadera intimidad, con sus luces y sus sombras. Este ha sido el objeto de esta exposición: conocer algo más a Gustavo Adolfo Bécquer como persona, alejándose del Bécquer popular y anecdótico, adentrándose en la persona intimista, desconocida y profunda. Y para mostrar lo que se puede intuir del poeta, se hace a través de una sucesión de fotografías, que intentan transmitir al que las ve una imagen gráfica de la intimidad del poeta.

El proyecto consta de un total de 23 fotografías, divididas en tres bloques:

1º) La imagen de sí queda recogida en un primer bloque, titulado “Yo soy”. De la lectura de su obra se destacan algunas de las expresiones con que el poeta se define a sí mismo.

2º) El segundo bloque, denominado “Dos”, ofrece la visión que el poeta tenía de la mujer. Sabido es que Gustavo Adolfo Bécquer siempre se balanceó entre su ideal de mujer y su experiencia real con la mujer. Aparecerá, pues, su idea sobre el amor y la persona amada, frente a su amarga realidad con la mujer.

3º) Por último, un tercer bloque, llamado “… Esas…no volverán”. El propio Bécquer describe su vida como el cruzar el “más sombrío y triste de los páramos ” y el “valle de eternas nieves y de eternas melancólicas brumas”. Una vida impregnada por rasgos depresivos: pérdida, tristeza y soledad.

La exposición estará abierta del 15 al 31 de Octubre. El día 16 se harán visitas guiadas por los autores a las 12 y 18 horas.