miércoles 30 noviembre, 2022
InicioACTUALIDADCastilla y León defiende en Madrid su política educativa

Castilla y León defiende en Madrid su política educativa

La Junta de Castilla y León ha consolidado un sistema educativo de referencia, tanto nacional como internacionalmente, por la calidad de la enseñanza que ofrece en sus aulas. De hecho, el Ejecutivo central, en el documento ‘España 2050’, se marcaba como objetivo que España superase los 500 puntos en las tres competencias principales del informe PISA -Lengua, Matemáticas y Ciencias-. Una meta que los alumnos de Castilla y León superaron hace ya 20 años, cuando la Comunidad empezó a formar parte de las evaluaciones independientes.

Con estos datos como punto de partida, la consejera de Educación, Rocío Lucas, ha expuesto las claves del éxito durante su participación en el 38º Diálogo de Educación de la Confederación de Padres de Alumnos (COFAPA), celebrado en Madrid.

Allí, ha manifestado que la participación de los progenitores en la vida escolar de sus hijos contribuye decisivamente a la mejora de los resultados académicos, de las relaciones en los centros escolares, y a la reducción del absentismo y del fracaso. “Por ello, desde la Consejería de Educación hemos venido fomentando la colaboración con las familias y hemos apostado por su pervivencia a través de las distintas convocatorias de ayudas y subvenciones dirigidas, principalmente, a las confederaciones, federaciones y asociaciones de madres y padres del alumnado de Castilla y León”, ha destacado la titular de Educación.

La política educativa de la Junta de Castilla y León está marcada por el permanente deseo de mejora. Es por eso que, desde el primer momento, la Comunidad ha sido pionera en incorporarse a las evaluaciones externas para poder conocer las mejoras que deben acometerse.

Sin embargo, ofrecer una educación de alta calidad y con altos niveles de equidad no es sencillo en un territorio como el de Castilla y León, con miles de localidades repartidas por una extensa superficie con una baja densidad de población. En este sentido, Lucas ha señalado que “el actual sistema de financiación deja sin cubrir casi 500 millones de euros de los gastos de sanidad, educación y servicios sociales. Sin una reforma del actual modelo, no podremos seguir hablando de forma racional y democrática de una verdadera igualdad entre españoles”.

La titular de Educación ha resaltado el importante esfuerzo inversor que realiza la Junta de Castilla y León en esta materia. Para 2023, su departamento cuenta con el mayor presupuesto de la historia, 2.615 millones de euros, un 11 % más que el anterior.

La educación como ascensor social

La Consejería de Educación apuesta como ejes de sus políticas por el conocimiento, el mérito y la capacidad. Asimismo, la igualdad de oportunidades y la equidad son un objetivo irrenunciable. “Nosotros creemos y estamos firmemente convencidos de que hay que ayudar al alumno en todo aquello que requiera, ya sea con programas de refuerzo o con políticas de apoyo a las familias y, especialmente, a aquellas que viven en entornos con mayores dificultades, como son los rurales”, ha detallado Lucas.

Castilla y León ha puesto en marcha medidas de discriminación positiva que benefician exclusiva o mayoritariamente a las zonas rurales en servicios como el transporte, el comedor o el programa para la gratuidad de libros de texto.

Además, desde que asumió las competencias educativas, la Comunidad ha implementado diversos programas de forma pionera que, posteriormente, se han convertido en referencia nacional como el Programa para la mejora del éxito educativo, el Plan específico de formación en TIC, el Plan para la Mejora de las Matemáticas o la primera red de Centros de Excelencia de FP en España.

Libertad de elección de centro

La Junta de Castilla y León seguirá garantizando, como exige la ley, la libertad de los progenitores a elegir centro según sus propias convicciones religiosas y morales. “Somos firmes defensores de la libertad en todas sus dimensiones y, particularmente, de la libertad que han de tener siempre los padres a la hora de elegir la formación que quieren para sus hijos, garantizando la calidad, tanto en la educación publica como en la concertada», ha recalcado Rocío Lucas.

Un modelo que contribuye a hacer mejor el sistema educativo, más competitivo y con mayores cotas de éxito. La consejera de Educación ha recordado que la defensa de este sistema ha provocado “el ataque de aquellos que no comprenden o no quieren entender cómo está configurado el derecho fundamental a la educación. El último episodio lo hemos tenido con la implantación de la gratuidad total en el primer ciclo de Infantil. En Castilla y León, hemos apostado por un modelo mixto, poniendo a disposición de las familias 650 centros con más de 10.000 solicitudes, frente a las 500 de otras comunidades”.

Conclusión

En definitiva, Rocío Lucas ha defendido el sistema educativo de Castilla y León y el trabajo de sus profesionales. La consejera de Educación ha finalizado su intervención con el deseo de alcanzar un Pacto de Estado en la materia “y que muchas de las cuestiones a las que me he referido no fueran permanente objeto de disputa. Que pudiéramos ofrecer un marco estable a docentes, alumnos y familias”.