Concluídas las obras de reparación de la Iglesia de San Pedro, en Caracena

Se ha reparado la cubierta y los fustes de la galería porticada, con una inversión de 47.000 euros

     

La Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León ha finalizado, con una inversión de 46.949,15 euros, los trabajos de restauración de la galería porticada de la iglesia de San Pedro, en Caracena, declarada Monumento Histórico Artístico Nacional el 23 de diciembre de 1935. La iglesia ha sido visitada esta semana por la delegada territorial, Yolanda de Gregorio, acompañada del alcalde de la localidad, Isidro Valverde, del párroco de la localidad, Alberto de Miguel, del jefe del Servicio Territorial de Cultura, Carlos de la Casa, y de responsables de la empresa constructora.

La iglesia presentaba patologías en su cubierta, de tejas rotas y removidas, que acabaron por dañar la tablazón de madera bajo cubierta, así como los encuentros de faldones de cubierta con los paramentos verticales del campanario.

La actuación ha consistido en la restauración y saneado de los elementos de madera dañados y la reparación de la cubierta, con la reintegración de seis viguetas de madera de la nave, el panelado de madera cubierta, así como el sellado de juntas entre la torre y la cubierta con babero de plomo, adaptándose al perfil curvo de las tejas. También se ha procedido al levantamiento y recolocación de tejas recibidas con mortero de cal, con especial atención a las tejas de borde y de encuentro con paramentos verticales, y el rejuntado en fábricas de sillería y de mampostería.

Algunos fustes del pórtico tenían holguras que permitían una movilidad que, aunque escasa, aumentaba su vulnerabilidad. Por este motivo, se han repasado todos los apoyos superiores e inferiores de estos fustes de la galería porticada, limpiando las juntas y acuñado, para posteriormente proceder al retacado y rejuntado con mortero de cal.

Las obras, coordinadas desde el Servicio Territorial de Cultura y Turismo de Soria, fueron adjudicadas a la empresa Técnicas para la Restauración y Construcción S.A. (Trycsa) y han contado con financiación de los fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional).

De Gregorio recordó en su visita a Caracena que “la Junta está realizando un importante esfuerzo inversor en materia de patrimonio cultural, al objeto de apoyar la recuperación económica del sector profesional que desarrolla su trabajo en este campo, pues desempeña un papel fundamental en la aplicación de las políticas de gestión cultural que se llevan a cabo desde la Consejería de Cultura y Turismo”.

Iglesia de San Pedro

La iglesia románica de San Pedro, en Caracena, fue construida a principios del siglo XII, exenta y rematando la manzana comprendida entre la calle de San Pedro o camino del castillo y la calleja del mismo nombre, separada de las últimas edificaciones de la manzana por un paso muy estrecho. La iglesia se compone de una nave con tres tramos, presbiterio y ábside semicircular, a la que posteriormente se le adosó, a finales del XII, una galería románica porticada de nueve arcos, de los que se han perdido los dos del extremo occidental.

La nave de la iglesia es de sillarejo reforzado con sillares en las esquinas y en los contrafuertes de los muros norte y sur, con cubierta a tres aguas, y el ábside es de mampostería recubierta de calicostre de tambor liso y cubierta semicónica, en cuyos aleros se conservan los canecillos decorados con figuras. Adosado a la parte Sur del ábside se edifica la sacristía de planta cuadrada. La torre se edifica sobre el presbiterio, en mampostería de lajas de piedra y cubierta a cuatro aguas.