El COPCYL pone en valor la ‘Atención Centrada en la Persona’ a través de un curso online dirigido a cuidadores y familiares de pacientes con Alzheimer

         
  • Esta patología afecta a más de 100.000 pacientes en Castilla y León y los profesionales advierten de la importancia de “poner a la persona en el centro de los cuidados, atendiendo a sus necesidades, a su propia personalidad y a su historia de vida”.
  • El grupo de trabajo de ‘Psicología del Envejecimiento’ del Colegio de Psicología de Castilla y León ofrecerá herramientas y estrategias de actuación a los auxiliares de enfermería, trabajadores de ayuda a domicilio y familiares.
  • La formación tendrá lugar de forma virtual el jueves 23 de septiembre y se enmarca en la celebración del Día Mundial del Alzheimer.

El Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León (COPCYL) continúa con su apuesta por la formación especializada con la celebración de la jornada online ‘Atención centrada en la persona en Alzheimer’ el jueves 23 de septiembre a las 17 horas. El curso, enmarcado en la celebración del Día Mundial del Alzheimer _21 de septiembre_, está dirigido tanto a los cuidadores de pacientes que presentan esta patología, que afecta a más de 100.000 personas en Castilla y León, como a familiares y todos aquellos interesados en el tema. El objetivo del grupo de trabajo de ‘Psicología del envejecimiento’ del COPCYL, organizador de la cita, es ofrecer además herramientas y estrategias de actuación para atender a los pacientes poniendo el foco en su historia de vida y su personalidad.

     

La ‘Atención Centrada en la Persona’ (ACP) es un modelo que busca priorizar la calidad de vida de las personas mayores que necesitan cuidados, respetando sus deseos y sus intereses. “Los pacientes con Alzheimer son personas que tienen sus propios gustos, emociones, personalidad y una historia de vida propia, y es importante trabajar con ellos teniendo esto en cuenta, algo que contempla la ACP”, explica la responsable del grupo de trabajo de ‘Psicología del envejecimiento’, Marta Abril. La consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León ha incorporado este modelo al anteproyecto de la futura ley reguladora de la atención residencial para cuidados de larga duración. “Este borrador supone un gran avance, un cambio cultural, pero en la práctica los profesionales llevamos trabajando muchos años de esta manera, ya que para nosotros la prioridad siempre ha sido el mayor bienestar psicológico de las personas”, asegura la psicóloga.

A lo largo de las tres horas de duración del curso, gratuito previa inscripción, los miembros del grupo de trabajo de ‘Psicología del envejecimiento’ desgranarán las claves de la ACP, que parte de ahondar en la historia de vida del paciente con Alzheimer. “Los psicólogos debemos hacer un gran trabajo para llegar a la esencia de la persona. Si María ha sido siempre coqueta, lo seguirá siendo con Alzheimer, y para ofrecerle la mejor ayuda tenemos que atender a lo que hace que María siga siendo ella”, explica Marta Abril. Además, la formación divulgativa recordará las diferentes fases de la patología y repasará las claves para identificar los problemas de conducta relacionados con ella, los signos y síntomas para diferenciarlos y las pautas de actuación, tema que centró en 2019 los talleres organizados por el COPCYL con motivo del Día Mundial del Alzheimer.

Consejos de actuación para cuidadores

El grupo de ‘Psicología del envejecimiento’ ha elaborado una guía para ayudar a actuar correctamente ante actitudes problemáticas tanto a los profesionales encargados de cuidar a personas con Alzheimer como a los familiares. Uno de los síntomas que suelen presentarse habitualmente es la deambulación y el COPCYL aconseja realizar actuaciones que activen al paciente y le generen una serie de rutinas, como dar paseos acompañado o doblar ropa.

En muchas ocasiones las personas con Alzheimer son incapaces de comunicarse de forma eficaz con la gente de su entorno, por lo que buscar apoyos visuales es muy recomendable, ya sean carteles, calendarios o relojes. Por otra parte, la sobreestimulación y las tareas complejas generan una gran incomodidad en los pacientes, y es necesario reducir su ansiedad a través de la secuenciación de las actividades, es decir, simplificarlas siguiendo pequeños pasos.

Los familiares y cuidadores en muchas ocasiones se enfrentan a la agresividad física y verbal de los pacientes, problema que también recoge la guía del COPCYL. Las conductas agresivas deben ignorarse manteniendo la calma y lo más acertado es “hablar despacio con un tono de voz adecuado, por delante y mirando a la persona a los ojos”, como afirma Marta Abril. Una posible solución es también proponer actividades incompatibles con el comportamiento agresivo, como “pedir ayuda para servir la comida al paciente cuando éste se niegue a comer e intentarlo de nuevo más tarde”.

Las personas cercanas a pacientes con Alzheimer deben actuar de forma correcta ante una conducta permanente, ya que puede resultar contraproducente para los afectados a largo plazo. El COPCYL insiste además en que “dignificar la vida de la persona con esta patología tiene que dirigir y ser el eje de toda la intervención desde el inicio de la misma, como establece el modelo de ACP”.

Pincha en este enlace para la inscripción al curso.

Para más información de actualidad, consulta nuestra web.