CSIF exige la actuación de Prevención de Riesgos Laborales en los centros educativos

     

Los resultados de la encuesta online ‘CSIF te escucha: ¿Cómo ha sido la vuelta a las aulas?’, realizada entre los docentes de Castilla y León, sobre las condiciones laborales en la que están trabajando, no deja dudas. El 69% del profesorado que ha respondido dice que no han recibido una mascarilla FFP2; el 96% asegura que no dispone aún de medidor de CO2 en el aula; y el 90,5% no disponen de unidades de aire de purificación de aire, que sirvan como complemento a la ventilación natural.

     

    La encuesta se ha realizado entre docentes de las nueve provincias de la Comunidad, del Cuerpo de Maestros son un 43,3% de las respuestas, y un 56,7% son del resto de Cuerpos (Profesores de Enseñanza Secundaria, Formación Profesional, Música y Artes Escénicas, Adultos, Artes Plásticas y Diseño, y profesores de Escuelas Oficiales de Idiomas).

  Tal y como CSIF demandó mediante sendos escritos a la consejera de Educación y a la presidenta del Comité Intercentros de Seguridad y Salud Laboral el pasado 11 de enero, “reclamamos la actuación inmediata de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales en los centros educativos de la Comunidad, ante las numerosas incidencias que se han registrado por el intenso frío de estos días, que obliga a profesorado y alumnado a desarrollar su tarea en unas aulas con deficientes condiciones, en muchos casos con temperaturas de 17 grados centígrados y de menos”.

   Este sindicato independiente considera necesaria la realización de la evaluación de riesgos y medición de condiciones termo higrométricas -que son las condiciones físicas ambientales de temperatura, humedad y ventilación en las que se desarrolla una determinada actividad- en las aulas, así como reforzar los sistemas de calefacción para llegar a unas condiciones climatológicas de confort, dentro de los parámetros de temperatura comprendidos entre 17 y 27 grados centígrados, tal y como establece la normativa de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

    Asimismo, reitera la petición de dotar a las aulas de unidades de purificación de aire con filtro HEPA (High Eficiencia Particulate Air) y con medidores de CO2, para comprobar la calidad del aire, como medidas preventivas adicionales a la ventilación natural y a la utilización de mascarillas en las aulas, con el objetivo de minimizar la probabilidad de contagios del coronavirus por aerosoles.

  Además, recuerda la reivindicación de que se proporcionen mascarillas FPP2 a todo el profesorado; o que los medidores de CO2 prometidos por la Junta “aún no han llegado, una medida que nos parece positiva pero insuficiente, por lo que pedimos unidades de purificación de aire”. Reclama también que se informe sobre cuándo se producirá la vacunación de docentes.

 “Valoramos el esfuerzo del profesorado en este curso tan complejo que está tocando sacar adelante. Si a la situación de pandemia que obliga a unas condiciones difíciles en las aulas durante el periodo lectivo, sumamos las condiciones climáticas invernales, la situación se agrava para poder desempeñar en condiciones dignas la tarea educativa”, lamenta la presidenta del sector autonómico de Educación de CSIF Castilla y León, Isabel Madruga.

   Remarca que las bajas temperaturas que se están soportando en las aulas generan, en muchos casos, problemas de salud, tanto de profesionales docentes como de alumnado, y no solo por el riesgo de contagio de la Covid-19, sino también por otras patologías con efectos respiratorios o cardiovasculares.