CSIF reclama endurecer el Estado de Alarma para realizar confinamientos “cortos y severos” y adelantar el toque de queda

         

Los profesionales temen la situación de saturación: las CC.AA aún no han trasladado los datos de las plantillas como les reclamó Sanidad La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, reclama al Gobierno que endurezca el Estado de Alarma para dar cobertura legal a nuevas medidas que puedan adoptar las comunidades autónomas ante la situación de la pandemia. Ante el Consejo Interterritorial que se celebra mañana, desde CSIF somos partidarios de que los gobiernos autonómicos puedan decretar confinamientos “cortos y severos” ante el crecimiento exponencial de los contagios, los ingresos hospitalarios y la ocupación de las UCI. Por otra parte, CSIF sigue reclamando un análisis de las plantillas del Sistema Nacional de la Salud con transparencia para conocer los recursos humanos y determinar los refuerzos. El pasado 16 de diciembre, Sanidad así se lo reclamó a las comunidades autónomas pero aún no han trasladado los datos pese a la gravedad de la situación. Los delegados de CSIF nos trasladan la preocupación de los profesionales y temen que se pueda llegar a una saturación generalizada después de superarse el pico de contagios. En este contexto, los profesionales siguen sobrepasados, ya que a esta tercera ola se une también la vacunación, para la que se han reclamado contrataciones de personal en todas las categorías que intervienen en el proceso.

     

Las bajas del personal de la sanidad Además, tal y como ha denunciado CSIF, las bajas del personal de la sanidad pública por contagio del Covid19, disparadas en esta tercera ola de la pandemia, así como las producidas por la situación de estrés y cansancio que acarrean las plantillas por el exceso de trabajo están agravando la situación en hospitales y centros de salud de toda España. A esta situación se suman los aislamientos de personal que se han producido estos días por la imposibilidad de realizar la PCR por la nevada o los aislamientos preventivos derivados de contactos estrechos tras las fiestas navideñas.Si a esto le sumamos el incremento de la curva, el incremento de hospitalizaciones, de ingresos en unidades de Críticos, en algunas CCAA a punto de desbordarse, presagiamos un próximo colapso del Sistema Nacional de Salud en las próximas semanas. Ante esta situación, desde CSIF también solicitamos que se adopten las medidas oportunas, incluso con traslados de pacientes entre comunidades autónomas en función de la capacidad o el despliegue de hospitales de campaña.