Detectores de humo gratuitos para los mayores de 80 años

     

La Concejalía de Seguridad Ciudadana y la Concejalía de Acción Social del Ayuntamiento de Soria han puesto en marcha esta campaña bajo el nombre “Cuidemos de nuestros mayores”

El concejal de Acción Social, Eder García, ha presentado esta mañana junto con Juan Carlos Rodríguez, del cuerpo de Bomberos de Soria, la nueva campaña del Ayuntamiento de Soria en colaboración con Bomberos de Soria. Esta campaña lleva el nombre de “Cuidemos de nuestros mayores”, y consiste en la instalación gratuita de detectores de humo en las viviendas de los sorianos empadronados mayores de 80 años.

     

“Es una iniciativa que partió del parque de Bomberos y que desde el Ayuntamiento no pudimos rechazar”, afirmaba Eder. Serán los propios bomberos del parque los que se encarguen de la instalación de los detectores, “en menos de 5 minutos la instalación está hecha”, relataba Rodríguez.

El propio Ayuntamiento ha hecho un primer sondeo poblacional, y calcula que podrán beneficiarse de esta campaña un total de 3081 personas en Soria. Para adherirse a esta campaña es imprescindible estar empadronado en la capital y ser mayor de 80 años.

El Cuerpo de Bomberos de Soria se someterá a un curso de formación específico impartido por la Concejalía de Acción Social del Ayuntamiento para trabajar la formación en el trato con personas mayores.

Juan Carlos Rodríguez ha querido referir algunos datos acerca de este tipo de incidentes: En España, se produce 1 incendio en domicilios cada 5 minutos y medio, y en alrededor de 3 minutos, el incendio se vuelve incontrolable. Las personas mayores son las más vulnerables en estas circunstancias y los incendios mortales se producen normalmente por las noches. “Por la noche somos más vulnerables, los gases nos adormecen y perdemos el olfato mientras estamos durmiendo”.

Las personas interesadas en estos servicios tan solo tendrán que ponerse en contacto con el parque de bomberos de Soria en horario de 9 a 14 horas. Dos trabajadores en turno de servicio se desplazarán a los domicilios para proceder a la instalación, siempre respetando el protocolo COVID. Estos aparatos tienen una vida útil de 5 años, y su precio en el mercado es de 6,5 euros.