El Ayuntamiento abona 2,6 millones de euros esta semana a sus proveedores para facilitar la liquidez

  • El alcalde, Carlos Martínez, ha dado cuenta de los asuntos de la JGL con la aprobación de 139 ayudas de urgente necesidad por una cuantía de 29.883 euros. Por otro lado, se ha acordado la prórroga de los acuerdos relativos a los servicios municipales mientras dure el estado de alarma.

El alcalde Carlos Martínez ha dado cuenta de los asuntos de la Junta de Gobierno Local y ha informado de distintas medidas municipales para seguir trabajando en la lucha contra la expansión del coronavirus. En este sentido, ha adelantado que se han abonado en apenas una semana 2,7 millones de euros a distintos proveedores con el objetivo de colaborar en la liquidez de las pequeñas y medianas empresas. “Sabemos la importancia que tiene generar liquidez y por ello, hemos querido agilizar estos pagos para tratar de paliar las tensiones de tesorería que pueden sucederse en esta situaciones”, ha recalcado el alcalde.

     

Por otro lado, también ha explicado la aprobación de la prórroga de los acuerdos relativos a los servicios municipales coincidiendo con la declaración del estado de alarma y su extensión temporal mientras esta situación persista. En este punto ha querido resaltar la puesta a disposición de todos los medios materiales y humanos para el control de covid 19 cifrando en casi 150 personas, presenciales y en retenes y guardias, que de forma directa se suman cada día a los operativos de seguridad, limpieza y desinfección de la ciudad. A esta cifra hay que añadir la de los trabajadores municipales que conforman los restantes de servicios que se están llevando a cabo por tele-trabajo su jornada y de forma especial el refuerzo de la atención ciudadana a través del teléfono 010 y del whatsapp. En ambos canales se han atendido desde el pasado 16 de marzo más de 370 consultas y 50, respectivamente, a las que habría que añadir las habituales atenciones en otros números de forma directa con los servicios.

Carlos Martínez también ha querido incidir de forma especial en el trabajo que se está realizando desde el departamento de servicios sociales entendiendo que es y deberá ser uno de los pilares esenciales durante la crisis del covid 19 para atender las demandas de los ciudadanos en aspectos esenciales como la ayuda o comida a domicilio. “Estas cifras ponen de relieve el trabajo que se está llevando a cabo por parte del personal municipal desde Policía Local, bomberos, almacén, limpieza, jardines, cementerio…  estos recursos se están coordinando en una estrategia conjunta y ponen de manifiesto ese compromiso de nuestros trabajadores que prestan servicios en Soria e incluso más allá de nuestro ámbito de acción”, ha indicado.

Respecto a la Junta de Gobierno Local, se ha aprobado una certificación de la obra de mejora de la pavimentación en los barrios de Pedrajas, Las Casas, Oteruelos y Toledillo  a favor de la empresa adjudicataria Indesfor, por un importe  de 5.750,59. Igualmente, se ha dado luz verde a la certificación número 6 de la obra de mejora de la movilidad y accesibilidad Condes de Gómara a favor de la empresa Pavimentaciones Morales por una cantidad de 149.226,53 euros, IVA incluido.

Esta Obra está destinada a la Estrategia DUSI Soria Intramuros y está cofinanciada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Unión Europea, FEDER, en el Programa Operativo de Crecimiento Sostenible del periodo de programación 2014-2020, incluido en el Eje 12: Desarrollo Urbano.

En el área de personal, se ha acordado el abono de  gratificaciones por la prestación de servicios extraordinarios  por 11.867,61.

Dentro del departamento de servicios sociales se han aprobado las ayudas de emergencia de este mes por una cuantía de 29.883 acordando 139 prestaciones favorables.

En otro orden de cosas, el Ayuntamiento ha desestimado tres solicitudes de suspensiones de contrato de las empresas adjudicatarias de los trabajos en el mercado provisional, la segunda fase de la ronda del Duero y la pavimentación de aceras. El alcalde ha explicado que esto supondría asumir, por parte de las arcas municipales, los costes salariales de esas empresas y que en los tres casos, los informes técnicos de la dirección de obra entienden        que no se reúnen las condiciones para entender la suspensión ya que no está suficientemente acreditado.