lunes 8 agosto, 2022
InicioACTUALIDADEl Ayuntamiento instala zomos en el río y en Valonsadero como espacios...

El Ayuntamiento instala zomos en el río y en Valonsadero como espacios de ocio y modelos de economía circular y sostenible dentro de Soria 2030

La construcción en madera certificada y su uso como mobiliario urbano en la ciudad permite aprovechar los recursos endógenos y seguir generando una identidad.

El Ayuntamiento de Soria sigue apostando por la mejora de sus zonas recreativas en espacios naturales como las márgenes del río Duero y el monte Valonsadero. Dentro de este objetivo ha apostado por la instalación de unas construcciones denominadas ‘zomos’ realizadas en madera de Pino Soria y que complementan los espacios lúdicos de los niños y niñas promoviendo la interacción en los juegos con una mínima intervención en el entorno.

En el monte Valonsadero se han instalado tres estructuras de distintas dimensiones (2,4 de altura y 3 de diámetro, 1,8 de altura y 2 de diámetro y 1,3 de altura y 1,3 de diámetro). Estos zomos cuentan con un faldón o tambor vertical para aumentar el volumen aprovechable en su interior e incluyen aberturas en la parte triangular del faldón vertical, con un ángulo de 90º con respecto al suelo, por lo que la entrada de agua disminuye. Se incluyen bancadas en los tres zomos para facilitar el juego y la participación de los niños y niñas en su interior. De estos tres modelos, se ha instalado el de tamaño mediano también en el río como complemento a la zona recreativa y lúdica en márgenes.

Los zomos están ejecutados con materiales de calidad y madera local con certificados de sostenibilidad y marca de garantía Pino Soria Burgos. Esta actuación se enmarca en la apuesta por la economía circular con la que se ha comprometido la ciudad con su hoja de ruta Soria 2030 e incluye un informe de trazabilidad de todos los productos utilizados. El presupuesto de esta actuación ha sido de 13.000 euros diseñado en Fuentelfresno, Soria, y fabricado en el Vivero de Empresas de Soria por la firma La Zomera.