domingo 3 julio, 2022
InicioACTUALIDADEl Balonmano Soria se juega una sanción por la deficiente gestión de...

El Balonmano Soria se juega una sanción por la deficiente gestión de las goteras del San Andrés

Muñoz Remacha: “ya lo denunciamos en agosto, su mala gestión cuesta dinero a los sorianos y complica la temporada deportiva de nuestros equipos”

El Portavoz del Grupo Municipal Popular, Javier Muñoz Remacha, ha recordado una vez más la mala gestión del equipo de gobierno socialista en las obras de la cubierta de la pista multideportiva del San Andrés, 11 años después de su deficiente ejecución.

El Balonmano Soria juega mañana sábado por la tarde en la capital contra el Amenábar Zarautz, pero el parte meteorológico ha previsto lluvias y la cubierta del polideportivo San Andrés continúa sufriendo goteras. Si el partido no pudiera celebrarse a consecuencia de las mismas, la Real Federación Española de Balonmano sancionaría reglamentariamente al equipo soriano. Es lo que su entrenador denunció ayer ante la prensa local dando cuenta de su preocupación ante la posible suspensión de la competición deportiva.

El Portavoz del Partido Popular en el ayuntamiento ha recordado que su grupo político ha denunciado en reiteradas ocasiones la mala gestión del Ayuntamiento en estas instalaciones: “por no vigilar la correcta ejecución la obra, y por no lograr la efectiva reparación de la misma por parte del contratista”.

Las obras de construcción de esta pista multideportiva se ejecutaron entre los años 2009 y 2010 con cargo al Plan E del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para relanzar la economía española tras la crisis económica del 2008. Tuvieron un coste de 3,1M€ e incluían la realización de una cubierta de madera de 47 por 54 metros que fue calificada de “espectacular” por el equipo de Carlos Martínez. Pero, desde su construcción la cubierta ha tenido goteras que impiden o dificultan enormemente el uso de esta pista en días de lluvia.

El propio ayuntamiento atribuyó las goteras a la deficiente ejecución de la cubierta y requirió a la empresa adjudicataria su reparación sin éxito. Ante esta situación, el equipo de gobierno decidió exonerar a la constructora de la correcta ejecución de su trabajo a cambio de no devolverle el preceptivo aval de garantía de 70.000€ que ésta había entregado al Ayuntamiento para hacerse cargo del contrato.

Seguidamente, en septiembre del año pasado, Carlos Martínez, anunció que el Ayuntamiento iba a asumir la reparación de la cubierta mediante la licitación de un nuevo contrato por 227.000€ más IVA a cargo de las arcas municipales. El contrato se adjudicó en marzo de este año, pero 3 meses después, la empresa adjudicataria solicitó la resolución del mismo por la subida del precio de los materiales necesarios. Seguidamente, el Ayuntamiento hubo de licitar un nuevo contrato para esta obra por un precio aún mayor, 326.213,77 € con el objetivo de intentar comenzar la temporada deportiva otoño-invierno con la cubierta reparada. “Aunque como demuestran los hechos, no lo han conseguido”, afirma el concejal Popular.

El Portavoz Popular, Javier Muñoz Remacha, concluye: “11 años después seguimos con goteras, un ejemplo más de pésima gestión por parte del equipo de gobierno socialista”; y añade: “y como siempre, acabamos pagándolo los sorianos”.