El Consejo de la Juventud de Castilla y León ha desarrollado este fin de semana el Encuentro de Dinamización Rural

         

Desde el Consejo de la Juventud de Castilla y León con la financiación del Instituto de la Juventud de Castilla y León y la colaboración de la Dirección General de Deportes de la Junta de Castilla y León, organizaron el Encuentro Autonómico de Dinamización Rural que se desarrolló los días 26, 27 y 28 de noviembre en Béjar (Salamanca).

     

El Consejo de la Juventud de Castilla y León viene desarrollando desde los últimos 26 años un Programa de Dinamización Rural, el cual, a lo largo de este tiempo, se ha convertido en un referente dentro y fuera de la Comunidad. Hemos conseguido, a través del trabajo coordinado con gran cantidad organizaciones sociales y juveniles, organizar multitud de espacios de encuentro y foros de reflexión y debate. En estos foros se han generado análisis de la realidad y propuestas para influir en las políticas de las diferentes administraciones públicas, siendo capaces de visibilizar la realidad rural y, sin perder el carácter reivindicativo, mostrarla como algo positivo y atractivo para la juventud.

Es un afán constante de una entidad como el Consejo de la Juventud, generar espacios de encuentro y de debate entre todos aquellos sectores y todas aquellas personas que intervienen de una u otra manera en la consecución de objetivos, en la ejecución de acciones y el desarrollo de políticas que son compartidos por el movimiento asociativo de Castilla y León.

Además, ha de ser un reto permanente reflexionar sobre la realidad juvenil y proponer actuaciones encaminadas a favorecer la mejora de esta realidad y ha de ser una apuesta sin fisuras, impulsar que, en estos retos, la propia juventud sea protagonista activa y no mera espectadora de la sociedad en la que viven.

En esta crisis, no toda la gente vulnerable es joven, pero toda la gente joven si es vulnerable, ya que esta crisis sanitaria ha dado paso a una crisis socioeconómica que está llevando a consecuencias en muchos ámbitos como el empleo, las relaciones sociales o el uso del espacio público, entre otros, siendo especialmente vulnerable el colectivo juvenil y, especialmente, la juventud de zonas rurales.

Si la crisis del coronavirus ha tenido un gran impacto sobre el mercado laboral, las consecuencias han sido todavía peores para menores de 30 años. No es solo que en las primeras semanas del Estado de Alarma perdieran más puestos de trabajo, es que también están tardando más en recuperar las cifras de afiliación de los meses anteriores a la pandemia.

Además, desde 2010, Castilla y León pierde población joven de manera sistemática por las emigraciones hacia otras comunidades autónomas. En 2019, un total de 2.720 personas jóvenes abandonaron la comunidad para trasladarse a otros lugares de España, produciéndose así, una pérdida constante de talentos de nuestros pueblos.

Por todo ello, nos planteamos reforzar nuestro trabajo en el Programa de Dinamización Rural en base al siguiente cuadro de Objetivos:

• Analizar los cambios en la realidad juvenil en el Medio Rural.

• Debatir nuestro modelo de desarrollo rural y reivindicar las acciones necesarias.

• Promover la Coordinación de Experiencias de Dinamización Rural en todas las Provincias de la Comunidad.

• Estudiar la generación de sinergias entre los diferentes actores que intervienen en la dinamización rural.

• Favorecer la formación y reciclaje de dinamizadores/as juveniles en el medio rural.

• Desarrollar los canales de Información juveniles, adaptándolos a las nuevas tecnologías de la comunicación, así como a metodología interactiva y participativa.

• Promover un trabajo coordinado con organizaciones no juveniles y administraciones públicas.