sábado 13 agosto, 2022
InicioACTUALIDADEl Grupo Municipal Socialista votará en contra de los Presupuestos de 2022...

El Grupo Municipal Socialista votará en contra de los Presupuestos de 2022 porque contemplan la permanencia de la sociedad Burosma

La disolución de la compañía municipal ha dejado en evidencia “el pago de la traición de Luis Cuesta”. El concejal no adscrito se contradice a sí mismo, en el mes de mayo defendió la disolución de la compañía de contratación municipal votando a favor de que se extinguiera y ahora apoya que se mantenga con las cuentas presentadas para la el año que viene

Para los socialistas, los presupuestos contemplan partidas ficticias como la venta de una parcela por valor de 500.000 euros que no se quiere vender solo con la intención de mejorar el techo de gasto

   En el Pleno que se celebrará mañana en el Burgo de Osma, el Grupo Municipal Socialista votará en contra de los Presupuestos que ha propuesto en equipo de gobierno para 2022.  Una de las principales razones por las que se ha tomado esta decisión es que en estas cuentas anuales para el próximo año no se ha contemplado la disolución de Burosma, la sociedad de carácter municipal. Hace más de un año, el 14 de septiembre de 2020 el pleno acordó por mayoría la disolución de esta compañía que cuenta con trabajadores que prestan diversos servicios municipales. Para los socialistas se incumple así un mandato ya aprobado por mayoría plenaria y el equipo de gobierno decide continuar con esta compañía “que se ha demostrado era una auténtica agencia de colocación de las personas de confianza de quien gobierna el ayuntamiento”.

El Grupo Municipal Socialista de El Burgo de Osma apunta que en la primera etapa de esta legislatura en la que ellos forman parte del equipo de gobierno durante los dos últimos años, se dio un paso para eliminar “esta empresa de contratación en aras de hacer una gestión del empleo en el ayuntamiento más transparente y haciendo públicas y sin opacidad las contrataciones municipales, por ello se apostó y se trabajó para la extinción de Burosma”.

Una de las primeras medidas que ha tomado el nuevo equipo de gobierno de la PPSO con el voto a favor del tránsfuga Luis Cuesta, en el último pleno extraordinario, es la permanencia de esta compañía municipal con su consiguiente partida en los presupuestos de 2022.

Este punto demuestra también para el PSOE las contradicciones del concejal Luis Cuesta que cuando estaba en la anterior etapa municipal, votaba una cosa y ahora es capaz de dar la vuelta y apoyar totalmente la contraria. El 31 de mayo de 2021, Luis Cuesta votaba a favor de la liquidación de Burosma e incluso se dirigía a Antonio Pardo, entonces en la oposición, argumentando su postura. “Las tornas se han cambiado, es el precio que paga por su traición al pacto suscrito para la gobernabilidad del ayuntamiento en esta legislatura. Este es el primer asunto en que se ha mostrado que al concejal Cuesta le mueven exclusivamente sus intereses personales de seguir ostentando un cargo en el consistorio y no los de la ciudadanía de El Burgo de Osma. “Es incoherente que en cinco meses haya cambiado radicalmente de postura con respecto a Burosma y se brinde ahora a votar a favor su permanencia cuando con vehemencia defendía su disolución”.   Este voto a favor de estos presupuestos viene a confirmar, “el precio de la traición del Sr Cuesta”, que los socialistas han denunciado continuamente tras el incumplimiento del pacto de gobernabilidad. “Nos tememos que no será la última contradicción de este concejal que tendrán que soportar todos los vecinos y vecinas de El Burgo de Osma, si antes presumía de aplicar nuevas medidas en el consistorio ahora vota a favor por las políticas continuistas y oscuras de las últimas décadas” lamentan.

 Por otro lado, los socialistas tampoco apoyarán los presupuestos presentados para 2022 porque consideran que hay partidas “ficticias” que se basan en ingresos inexistentes. En concreto se trata de una parcela valorada en 500.000 euros que no se tiene la intención real de vender. Con ello, se “aumentan los ingresos para conseguir mejorar el techo de gasto del ayuntamiento”. El Grupo Municipal Socialista se teme que si finalmente no se llega a culminar su venta se compensará con el remanente de tesorería, una operación con la que no estarán de acuerdo y de ahí que les añada otro motivo para votar en contra de las cuentas del ayuntamiento para el próximo año.