El Grupo Parlamentario Popular toma medidas contra la okupación ilegal de viviendas

         

     

Tras la aprobación de la Propuesta no de Ley presentada por el Partido Popular en las Cortes de Castilla y León, con el apoyo de Ciudadanos, los procuradores populares Jesús Ángel Peregrina y Pedro Antonio Heras han comparecido en rueda de prensa para explicar que hay “mafias de ocupantes con conductas incívicas” que causan problemas a barrios enteros. Es por ello que han aprobado esta proposición, instando a definir qué es una “okupación”, exigiendo que una vivienda no pueda ser considerada domicilio considerando nula la inscripción en el padrón de los okupas, solicitando un plazo de 48 horas para el desalojo uy un endurecimiento de las penas, considerando estas okupaciones como un delito de usurpación con penas de hasta 3 años de cárcel.

El secretario provincial del PP, Jesús Ángel Peregrina, ha mostrado la “preocupación social que hay por la okupación ilegal de viviendas”. Los populares exigirán al Gobierno Central una solución, para devolver las viviendas a sus propietarios. Peregrina señala que “la okupación no puede entenderse nunca como una vía de acceso a la vivienda”. El PP considera que ocupación ilegal es un delito flagrante, poniendo de relieve la gravedad de estos hechos, ante particulares que han destinado sus ahorros a tener una vivienda.

Para Pedro Antonio Heras, procurador popular, es fundamental proteger los derechos de los propietarios de las viviendas, afirmando que el Partido Socialista se ha puesto en una posición de “equidistancia” entre usurpadores y usurpados. Afirma, además, que para Podemos, existen tres maneras de acceder a la vivienda, mediante el alquiler, la compra o la okupación, algo que le parece “una desvergüenza absoluta que esto lo diga alguien cuya mansión está protegida por cuerpos de seguridad del Estado”

Con esta Proposición, el Grupo Parlamentario Popular ha planteado iniciativas de cara a la protección de los ciudadanos, y de su trabajo e inversión de los fondos de toda una vida, ya que el 29% de los españoles tiene una segunda vivienda y el miedo a la okupación de estas es cada día mayor. En España, 41 viviendas son okupadas cada día, una tendencia que se ha incrementado en un 23%, según el procurador popular, gracias al Gobierno actual en el que “Podemos impone el programa y ve la ocupación como una manera de acceder a la vivienda, y el PSOE se podemiza al conformar gobierno con ello. Los Gobiernos del cambio alientan la okupación y violan el derecho a la propiedad de los ciudadanos”