El Grupo Popular critica la mala gestión general en las instalaciones deportivas

Estela Navascués: ¿Dónde están usando los 40 termómetros sin contacto que pagamos todos los sorianos?

La concejal del Partido Popular, Estela Navascués, ha criticado la mala gestión que el equipo socialista está llevando a cabo en las instalaciones deportivas municipales, especialmente en el San Andrés y en la Juventud, donde en estos meses hay una gran afluencia de nuevos usuarios debido a las piscinas de verano. “El caso del positivo descubierto en el campus de Balonmano ha puesto de manifiesto que la plantilla no está preparada para llevar a cabo las precauciones extra que exige la nueva normalidad. Quienes no se cansaban de criticar a la Junta por la falta de EPIS en plena pandemia, no están ahora entregando ni una mascarilla al día a sus propios trabajadores, y eso ahora que no hay escasez en el mercado”.

     

Estela Navascués indica que su grupo político ha sido recientemente informado de la compra por parte del Ayuntamiento de 40 termómetros sin contacto para la protección de los trabajadores y de la ciudadanía en general y se pregunta por qué no están siendo utilizados en las instalaciones deportivas municipales que son las que cuentan con mayor afluencia de usuarios. “El expediente de compra de estos termómetros se tramitó en mayo, estamos al final de julio y no los están utilizando en las piscinas de verano, entonces ¿dónde y cuándo considera el equipo de gobierno que deben ser usados esos termómetros?.”

Empresa externa  “como una ETT”

Para la concejal Popular ni desde la concejalía de personal, ni desde la de deportes se está haciendo una adecuada gestión de los recursos humanos en las instalaciones deportivas. “La detección de un único caso de COVID-19 en un usuario ha dejado en cuadro técnico al equipo humano de todas las instalaciones deportivas municipales. Todos los sindicatos al unísono han denunciado falta de formación en prevención, falta de EPIS y escasez de personal. Tanto es así que el Ayuntamiento ha recurrido a una empresa que funciona como una ETT y no se puede contratar a una empresa externa temporal para realizar las tareas propias de los trabajadores municipales”.

Para concluir Estela Navascués afirma: “La gestión de los recursos humanos en deportes ha sido nefasta. No estaban preparados para gestionar ni un posible caso de COVID-19. Si hay escasez de personal, han tenido 3 legislaturas para solucionarla. Además para el verano podrían haber recurrido a realizar más contratos con cargo al Plan de Empleo cofinanciado por la Junta de Castilla y León del que tanto han presumido recientemente”.