El Hotel Villa de Almazán, ganador del XVII Concurso de Tapas y Pinchos Medievales de la Villa

Representará a la provincia en la localidad portuguesa de Marvão en octubre, en la cita internacional de tapas medievales

     

El XVII Concurso de Tapas y Pinchos Medievales de la Villa de Almazán ya tiene un ganador. El jurado ha considerado que el mejor plato de los dos presentados es el del Hotel Villa de Almazán, una Crema de alcachofas, boletus y ajos frescos con adornos de queso y canónigos.

El ganador recibirá esta tarde el premio, un cheque de 250 euros, y la acreditación para participar en el concurso internacional de pinchos medievales. La entrega tendrá lugar en el Ayuntamiento, a partir de las 19.00 horas. Finalmente fueron doce los establecimientos que participaron en esta edición de una cita ya más que obligada en la localidad adnamantina, que se han celebrado durante los fines de semana del 22 y 23 de febrero, coincidiendo con el Carnaval, y también el fin de semana del 29 de febrero y el 1 de marzo. El Ayuntamiento de Almazán quiere agradecer la participación de los establecimientos y su trabajo creativo, superado edición tras edición.

Participaron los siguientes bares y restaurantes de la Villa: Restaurante Mateo´s, Bar Folk´s, Bar Lacalle, Bar Hook, Bar Restaurante Las Piscinas, Hotel Restaurante Antonio, Bar Restaurante El Puerto, Hostal Tirso de Molina, Hostal Puerta de la Villa, Restaurante El Rincón del Nazareno, Hostal El Arco y el Hotel Villa de Almazán.

El Hotel Villa de Almazán participará en la cita internacional que tendrá lugar del 16 al 18 de octubre en la localidad portuguesa de Marvão, en lo que será la XIII edición del concurso de tapas medievales. Esta cita gastronómica atrae cada año tanto a los vecinos y vecinas de Almazán como a turistas que se acercan a la villa a degustar estos platos de alta cocina en miniatura. La premisa que debe regir en cuanto a ingredientes es que no pueden utilizarse aquellos que llegaron tras el Descubrimiento de América por Cristóbal Colón. A la hora de decidir al ganador, el jurado ha tenido en cuenta la presentación, textura, sabor, combinación de elementos y el servicio de la
tapa. Una de sus consideraciones ha sido la dificultad a la hora de elegir la mejor tapa, dado el gran nivel de los platos presentados, tanto en originalidad como en sabor y cuidada presentación.