El Ministerio de Fomento licita la concesión de servicio público de transporte entre Soria y Calatayud

     

Esta renovación de las concesiones de transporte de viajeros por carretera permitirá reforzar el desarrollo de un modo de transporte estratégico para la movilidad de los ciudadanos

     

El Ministerio de Fomento ha publicado en la Plataforma de Contratación del Sector Público el anuncio de licitación de la concesión de servicio público de transporte regular de viajeros de uso general por carretera entre Valladolid, Soria y Zaragoza. Esta licitación incluye la conexión entre Soria y Calatayud, que facilitará el acceso a los servicios ferroviarios de alta velocidad y convencionales que tienen parada en esta última localidad.

Se trata de la tercera vez que el Ministerio de Fomento anuncia la licitación de este contrato de concesión de servicios, recurrido la primera vez por la Asociación Nacional de Empresarios de Transporte en Autocares (ANETRA) y la empresa Globalia Autocares SA, y la segunda por la Federación Castellano Leonesa de Transporte en Autocar (FECALBUS).

Los recursos especiales en materia de contratación fueron presentados por discrepancias en las condiciones establecidas en los pliegos, y ambos han sido estimados parcialmente por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC). El valor estimado de este nuevo contrato de concesión de servicios es de 6.712.722 euros y cuenta con un plazo de ejecución de cinco años.

Los interesados podrán presentar sus ofertas hasta las 14:00 horas del día 6
de febrero de 2020. Los nuevos contratos establecen una sólida base jurídica, con licitaciones transparentes, equitativas y no discriminatorias que favorecen la
concurrencia en beneficio del usuario, resolviendo las múltiples cuestiones planteadas en la judicialización que ha venido sufriendo este proceso. Asimismo, garantizan la sostenibilidad del sistema, mediante una oferta adaptada a la demanda y un marco tarifario que garantiza la viabilidad de las concesiones. En suma, establecen un marco jurídico que permitirá que se mejoren los ya excelentes estándares de calidad, eficiencia energética y seguridad que ostenta el transporte de viajeros en autobús.