El Partido Popular reclama al Gobierno mayor apoyo para las explotaciones ganaderas de Soria

Las ventas de las explotaciones de ovino, caprino y vacuno se han desplomado y sus dueños denuncian el abuso, por parte de algunos compradores, para reducir los precios de compra aprovechando la crisis

     

 Los parlamentarios Tomás Cabezón, María José Heredia y Gerardo Martínez han podido contrastar con los propios ganaderos sorianos las negativas consecuencias de la crisis del Covid-19 para el sector, que está poniendo en peligro la supervivencia de la actividad ganadera en la provincia y ante la falta una respuesta contundente del Gobierno es por lo que han presentado iniciativas tanto en el Congreso como en el Senado. 

Las ventas de las explotaciones de ovino, caprino y vacuno se han desplomado drásticamente con la crisis, por el cierre de la hostelería, del sector servicios y la suspensión de celebraciones y eventos, lo que ha supuesto unas pérdidas millonarias para los ganaderos, en muchos casos no llegando a cubrir los costes de producción. Situación que se ha visto agravada por la dificultad para dar salidas a las carnes por el cierre de ciertos sectores, como el canal de restauración (HORECA), que absorbía gran parte de estas producciones ganaderas.

Otro de los problemas que ha surgido es el abuso por parte de ciertos compradores para reducir los precios aprovechando la situación de crisis y la ausencia de demanda, pagando precios irrisorios al ganadero.

Los parlamentarios sorianos piden al Gobierno central que se sume a los esfuerzos que ya vienen realizando la Junta de Castilla y León, con medidas de liquidez y de apoyo fiscal, y la propia Diputación provincial, con la promoción del consumo, y que articule medidas de apoyo económico y asesoramiento para los titulares de explotaciones ganaderas y que estas ayudas se articulen en una solicitud única de la PAC, para así simplificar 

Los parlamentarios consideran insuficientes las ayudas aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado día 5 de mayo, y a través de diferentes iniciativas como mociones, preguntas y Proposiciones no de Ley, instan al Gobierno a solicitar a la Comisión Europea la puesta en marcha de una prima al almacenamiento privado, para la congelación de productos cárnicos que no pueda absorber el mercado.

También se solicita al Gobierno que promueva campañas publicitarias que fomenten el consumo de los productos ganaderos y el establecimiento de un programa de compra pública y colaboración público-privada, que permita tener abiertas las líneas de sacrificio y sirva para el abastecimiento de hospitales, residencias, comedores sociales, etc.

Los parlamentarios consideran muy necesario reforzar la interlocución con productores y distribuidores, para abrir líneas de comercialización de productos cárnicos nacionales y posibilitar la apertura de nuevos mercados internacionales.

Por último, se solicita al Gobierno que persiga y penalice las prácticas de abuso en las negociaciones de adquisición de carnes y de leche.

Las explotaciones ganaderas de ovino, caprino y vacuno salpican la geografía de la provincia de Soria y con ello contribuyen al mantenimiento y conservación del territorio y lo que es más importante, contribuyen de manera decisiva, a la supervivencia de los pueblos del mundo rural soriano. Si de verdad queremos luchar para combatir la despoblación en Soria, esta es una magnífica oportunidad para que el Gobierno de España apoye a la ganadería y evite el cierre de las explotaciones, sino lo que se cerrarán serán nuestros pueblos.

Históricamente la agricultura y la ganadería han sido los pilares fundamentales y más relevantes de la economía de Soria, modelando incluso el paisaje, la vida y la propia sociedad soriana. 

Más recientemente, la transformación y comercialización de los productos procedentes de la agricultura y la ganadería ha dado origen a la industria agroalimentaria soriana, que destaca a nivel nacional por su profesionalidad, por la calidad de sus productos y por su variedad (torrezno, leche, mantequilla, quesos, cordero lechal, cabrito, ternera, embutidos artesanales…)