domingo 4 diciembre, 2022
InicioACTUALIDADEl PP denuncia una presunta prevaricación en el contrato del picadero de...

El PP denuncia una presunta prevaricación en el contrato del picadero de Valonsadero

El portavoz del grupo municipal popular, Javier Muñoz Remacha afirma que «han fraccionado en tres fases un contrato de manera fraudulenta».

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Soria ha detectado anomalías e irregularidades en el contrato de obra del picadero de Valonsadero. El pliego, que debería ser de un contrato de 120.000 €, ha sido fraccionado de manera fraudulenta en tres fases, por un importe de 41.000 € cada uno. Además, la adjudicación del contrato ha ido en las dos primeras fases a una empresa y la última, la tercera, a otra distinta. Ambas empresas son sorianas.

Además, el arquitecto, en plantilla del Ayuntamiento, ha declarado la «no alteración del contrato, cuando es manifiesta su alteración», afirma. Ante esto, el grupo popular hace efectiva una denuncia pública que va a elevar al Consejo de Cuentas de Castilla y León. No obstante, Javier Muñoz denuncia que el valor de esta obra es precisamente la que demandan los autónomos y PYMES de Soria, y que «el Ayuntamiento se niega a concederles».

Las obras del picadero están en la tercera fase de construcción, las dos anteriores comenzaron antes del confinamiento, según las declaraciones de Remacha. Entre los servicios, barra de bar y un servicio de calefacción por importe de 5.200 €, un servicio que el PP ve innecesario «dadas las fechas de celebración de las fiestas de San Juan». Entre el importe de esta obra y los 700.000 € destinados a las fiestas de San Juan se alcanzaría el dinero en ayudas que solicitan las empresas sorianas.

Javier recalca que es «ilegal hacer 3 contratos en vez de 1, y más que el arquitecto que la firme argumente que no hay alteración de contrato cuando sí que la hay». Además, recordaba que es «un gasto innecesario que no repercute en la ciudadanía sino en unos pocos». No obstante, denunciaba que solo unas pocas empresas han tenido acceso a esta obra, y pide igualdad para el resto de empresas sorianas. «Esto es un cortijo, entre pocos se reparten todo el pastel», añade.

«No es la primera irregularidad de contrato de este tipo, y la Comisión de Vigilancia de nuestro grupo va a estar más animada que nunca», concluye.