El presidente de la Junta traslada a los alcaldes de Soria que la asistencia sanitaria está garantizada en la capital y en la provincia

Tras recordar que los datos de incidencia de la pandemia en Soria son los más bajos de Castilla y León y de España, ha explicado que el movimiento de médicos que se va a producir responde a un proceso de oposición y que ninguna localidad se va a quedar sin facultativo.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, junto al vicepresidente, Francisco Igea, ha recibido hoy al alcalde de la capital soriana y a varios alcaldes de la provincia, a quienes ha trasladado la total seguridad de que la asistencia sanitaria está absolutamente garantizada en Soria. Ante la preocupación manifestada en relación a la marcha de nueve médicos de la provincia, que próximamente tendrán que ocupar su nuevo destino tras aprobar las oposiciones en 2018, Fernández Mañueco ha explicado que se trata de un proceso normal de aprobación de unas oposiciones y ha garantizado que ninguna localidad se va a quedar sin facultativos, por cuanto serán normalmente sustituidos.

     

En este sentido, ha reiterado la apuesta de la Junta de Castilla y León por la estabilidad en el empleo de los sanitarios en la Comunidad y en el conjunto de España, y ha aprovechado la reunión celebrada esta misma mañana con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para manifestarle la necesidad de establecer mecanismos que permitan incrementar el número de facultativos, entre los que figurarían, por ejemplo, una convocatoria extraordinaria de MIR.

Por otro lado, el presidente ha recordado que en estos momentos la provincia de Soria tiene uno de los niveles de incidencia más bajos de Castilla y León e incluso de España, algo que es consecuencia del enorme esfuerzo realizado por la Junta, y especialmente por la Consejería de Sanidad, y, sobre todo, por los profesionales sanitarios que trabajan en esa provincia.