lunes 30 enero, 2023
InicioACTUALIDADEn marcha en Castilla y León el primer plan a nivel nacional...

En marcha en Castilla y León el primer plan a nivel nacional de Bienestar Laboral

El consejero Mariano Veganzones ha firmado los convenios de colaboración con los colegios oficiales de nutricionistas, fisioterapeutas, psicólogos, preparadores físicos y terapeutas para la puesta en marcha del Plan de Seguridad, Salud y Bienestar Laboral

La Junta de Castilla y León se convierte en pionera en la creación de un plan de bienestar en el trabajo para que las empresas de la Comunidad puedan prevenir los riesgos laborales de forma activa

La Consejería de Industria, Comercio y Empleo, dirigida por Mariano Veganzones, ha firmado esta mañana en el Edificio de Soluciones Empresariales de Arroyo de la Encomienda, Valladolid, los nuevos protocolos para la elaboración del Plan Estratégico de Seguridad, Salud y Bienestar 2023-2025, que se llevará a cabo desde la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales. Con estos protocolos, consensuados con diferentes colegios oficiales, la Junta de Castilla y León se convierte en pionera en la creación de un plan de bienestar en el trabajo para que las empresas de la Comunidad puedan prevenir los riesgos laborales de forma activa.

El consejero ha resaltado durante su intervención la novedad que supone este plan en la “concepción de un nuevo marco en materia de seguridad y salud laboral”. Con la inclusión de medidas de “bienestar”, este plan se posiciona más allá de los clásicos conceptos de protección y prevención, dirigiéndose al “cuidado integral de los trabajadores en sus aspectos físicos y sobre todo mentales” ha resaltado Veganzones.

Veganzones también ha destacado que, con la puesta en marcha de este programa, no sólo se pretende reducir la siniestralidad, también se pretende incidir en el “aumento de la retención del talento, disminuir la rotación del personal, mejorar la productividad y reducir los costes sanitarios de seguridad social y seguros”, persiguiendo el objetivo de generar una población trabajadora sana, motivada y bien preparada para trabajar en empleos dignos y saludables.

A renglón seguido, el titular de Industria, Comercio y Empleo ha anunciado que durante el mes de febrero la Consejería va a convocar ayudas por valor de 500.000 euros para que las empresas puedan poner en práctica planes de bienestar con la ayuda de psicólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, preparadores físicos y nutricionistas/dietistas. De esta manera, las empresas de Castilla y León podrán empezar a implementar acciones preventivas como el control del estrés, dieta saludable, mejora de la condición física o higiene postural. Además, ha informado de que estas medidas serán “complementadas con ayudas económicas para adquirir y mantener un mayor número de espacios laborales cardioprotegidos mediante la instalación de desfibriladores”.

Por su parte, el director general de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, Fernando de la Parte, ha explicado que la creación de este plan surge de los datos de siniestralidad que año tras año aumentan, aunque ha querido destacar que “el índice de incidencia general de Castilla y León el año pasado ha sido de 28.79, un punto por debajo de la media nacional”. Durante su intervención, de la Parte ha enumerado los objetivos generales que conforman el plan estratégico que va a llevar a cabo la Dirección durante los próximos años:

  1. Intervenir en la siniestralidad de todos los sectores de actividad con acciones que eliminen los riesgos potencialmente más graves incrementando las subvenciones de PRL 6 millones hasta los 9,6 millones de euros. Para ello se van a impulsar las inversiones en compra de maquinarias y equipos de trabajo adecuados, la creación de lugares de trabajo dignos y libres de riesgos, retiradas de cubiertas con amianto, mejoras en locales de descanso y servicios higiénicos y la atención a riesgos emergentes derivados del teletrabajo y seguridad en centros agrícolas y forestales.
  2. Adaptar las acciones preventivas a las características de cada provincia con campañas específicas de asesoramiento y control del cumplimiento de la normativa. Además, se van a incrementar las visitas en el sector de la construcción.
  3. Orientar la PRL hacia la salud positiva y el bienestar con la puesta en práctica de planes de bienestar laboral.
  4. Promover la cultura preventiva en toda la sociedad con programas que cuentan con la participación de la ciudadanía a través de mejoras en la web de Trabajo y Prevención
  5. Cooperación con todos los agentes de la comunidad prevencionista, aprovechando sinergias con todos los colectivos activos (mutuas, servicios de prevención, profesionales de la salud, inspección de trabajo, comunidades autónomas, colegios profesionales, sindicatos, patronal, universidades, otras administraciones, etc).
  6.  Seguridad rural, con inversiones específicas para mejorar la seguridad en las zonas rurales.

Para concluir, el consejero ha querido señalar la importancia de “apoyar las acciones de mejora de las condiciones de trabajo y la eliminación de los riesgos que provocan accidentes y enfermedades profesionales” y para ello ha agradecido la colaboración desinteresada de los colegios profesionales que han participado en la elaboración del Plan Estratégico para promover la cultura de la salud en las empresas de Castilla y León.

Al acto de rúbrica han acudido Naira Carretero, presidenta del Colegio Profesional de Dietistas- Nutricionistas de Castilla y León (CODINUCYL); Jaime Gutiérrez, presidente del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León (COPCYL); Silvia Domingos Videira, secretaria de Colegio Profesional de Terapeutas Ocupacionales de Castilla y León (COPTOCYL); Jose Luis Morencia, presidente del Colegio profesional de Fisioterapeutas de Castilla y León (CPFCYL); y Luis Antonio García, presidente del Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física y en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de Castilla y León (COLEF).