jueves 29 septiembre, 2022
InicioACTUALIDADFOES preocupada por el paro en la industria y un otoño "muy...

FOES preocupada por el paro en la industria y un otoño «muy complicado»

Agosto termina con 46 personas más en situación de desempleo en Soria, que acumula un total de 2.843 personas registradas en las Oficinas del Servicio Público de Empleo.

El aumento, del 1,64% en términos porcentuales, se ha dejado sentir mayoritariamente en el sector Servicios que termina la campaña turística en la provincia con 37 desempleados más, si bien son los 11 desempleados que suma la Industria de Soria los que preocupan a la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES), consciente de la preocupante coyuntura internacional y de las gravísimas consecuencias que tiene para las empresas de la provincia.

El porcentaje de desempleo en agosto en Soria (ese 1,64%) es ligeramente superior al registrado en Castilla y León (1,39% con 1.634 parados más) y al de España (1,40% con 40.428 personas).

Pese a todo, según FOES, las empresas de la provincia han realizado un magnífico trabajo desde la declaración de la pandemia y han devuelto al mercado laboral de la provincia a parámetros que no registraba desde antes de la crisis financiera que comenzó en 2008. De hecho, la cifra de 2.834 desempleados es la mejor de los últimos 14 años.

Los datos publicados por el SEPE, y en especial los registrados por el sector Industria en Soria, alimentan la inquietud de FOES ante un otoño que se prevé muy complicado.

Las grandes empresas electrointensivas españolas se enfrentan a una escalada de precios de la energía que es histórica y que ya tiene consecuencias sobre su producción y el empleo, lo que arrastrará a multitud de sectores que dependen de ellas.

FOES permanece atenta a esta complicada situación, que podría afectar también a las empresas de Soria, tanto por la falta de suministro, como por la elevadísima inflación que vienen soportando desde hace meses.

Una vez más, la Federación pide al Gobierno de España la aplicación urgente de las ayudas de funcionamiento (fiscalidad diferenciada), una medida ya aprobada por Europa que supondría un balón de oxígeno para las empresas de Soria, doblemente castigadas: hoy por la crisis internacional y desde hace décadas por la especial despoblación del territorio donde operan.