Fuentecantos arranca la compostera municipal

Con motivo del Día Mundial de la Educación Ambiental, el municipio ha realizado una jornada de información y ha puesto en marcha el compostaje comunitario

     

La fecha quedó consolidada a raíz de que el 26 de Enero de 1975 se celebrase en Belgrado el Seminario Internacional de Educación Ambiental. Aprovechando que esta efemérides caía en domingo, el Ayuntamiento de Fuentecantos dio comienzo a la actividad de la compostera comunitaria que ha instalado en el municipio.

En la jornada, el Ayuntamiento gobernado por Podemos ha convocado a los vecinos para, entre otras cuestiones, informar del funcionamiento del punto de compostaje y proponer la posibilidad de asociarse a una cooperativa soriana.

El proyecto de compostaje comunitario es voluntario para los vecinos de Fuentecantos, aunque “desde el Ayuntamiento hacemos un llamamiento a la participación”, declaró el alcalde, Juan Carlos García. Se trata de tres contenedores donde los vecinos pueden depositar los restos de comida, así como de dos contenedores adyacentes para dejar restos de ramas o podas de pequeño tamaño.

“La cuestión es cerrar el ciclo de algunos productos”, señala García”, “y de reducir la
generación de residuos en las plantas de reciclaje, dando utilidad a muchos desechos orgánicos que originamos en las casas”.

El compost se trata de una forma de abono natural, rebajando en su uso el vertido de abonos químicos. En palabras del propio alcalde, “en un municipio con el agua contaminada, es un gesto simbólico y un mensaje a la sociedad en el que se proclama que hay otro tipo de abonos no contaminantes en el mercado y la apuesta por ellos es la apuesta por la vida de los acuíferos”.

Este tipo de actividades se enmarcan dentro de la Declaración de Emergencia Climática que aprobó el pleno del Ayuntamiento de Fuentecantos el pasado mes de diciembre y que continuarán a lo largo del año con actividades centradas en el ahorro energético, la agricultura ecológica o la puesta en valor de los entornos de Fuentecantos. “Por ejemplo, el enclave de las graveras de Fuentecantos es determinante para la fauna y la flora, y se han catalogado más de 70 especies”, anotaba el alcalde. “También tenemos el paraje de la dehesa boyal, que es el
segundo lugar de España con más anillamientos del Carricerín Cejudo, ave en peligro de extinción”

El edil de Podemos señalaba, como colofón, que “una clara y eficaz educación ambiental es fundamental para que las nuevas generaciones tomen conciencia de este hecho. Muchos jóvenes están tomando las riendas para frenar el cambio climático y preservar el medio ambiente” y concluía que “este tipo de educación se basa en identificar las relaciones de interacción e independencia que vemos en el entorno y en los seres humanos, y todo ello se consigue a través del desarrollo sostenible”.