Fuentecantos pone en marcha microcréditos para complementar ayudas para las familias

     

Se trata de un microcrédito de 1500€ por familia con un plazo flexible en la devolución. La moción presentada por el  equipo de gobierno de, Juan Carlos García, pretende adelantar el dinero hasta que las familias recobren la normalidad o cobren otras ayudas y prestaciones.

     

 El Boletín Oficial de la provincia publica hoy la línea de Microcréditos lanzada por el Ayuntamiento de Fuentecantos, una vía de inyección de dinero a las familias del municipio en unos momentos en el que todavía no se han cobrado todos los ERTEs y se podrán beneficiar todas las familias con una renta familiar inferior a 1500€.

“Se trata de dar acceso a microcréditos con fines sociales en el caso de las familias más vulnerables del municipio. La Constitución española recoge que “la economía buscará el interés general” y con esta medida, se pretende cumplir con ese precepto, más, cuando nos encontramos en un contexto de crisis económica y financiera general donde la banca privada ha dejado de cumplir con su  servicio social.” Dice García

Los microcréditos suponen un complemento a otras prestaciones y una  inyección de dinero en un momento coyuntural hasta que estas se puedan cobrar, ya que constan de 1500€ por unidad familiar y no tienen interés en la devolución.

El plazo para esta puede oscilar desde cuotas de 3, 6 o 12 meses intentando flexibilizar al máximo la devolución de dicho dinero. “El ayuntamiento contempla esta ayuda para poder afrontar una falta de liquidez en el momento actual” siendo conscientes de que esta ayuda deberá de ser complementada con las ya anunciadas por Diputación, Junta o Gobierno.

“Pese a que somos conscientes de que no es una gran cuantía, dado el pequeño tamaño del municipio, estos 6000€ suponen un esfuerzo para las arcas municipales”. Este dinero se detraerá de las partidas para fiestas y de un ajuste en otras partidas, ya que el montante de las  primeras no llega a cubrir la cuantía total.

Desde el consistorio se valora además que este dinero sea retornado en las arcas municipales, esto significa a su juicio de un “dinero vivo”, es decir, que una vez se recupere se puede volver a poner a disposición de los ciudadanos para otra línea de microcréditos con un fin social, y generar una corriente de dinero que ayuda a pequeños proyectos de las familias.