Igea expone propuestas de desescalada a los representantes sectoriales

         

La Junta de Castilla y León se reunirá el próximo lunes en Consejo de Gobierno extraordinario para evaluar la situación epidemiológica de la Comunidad y, en consecuencia, adoptar las medidas que sean precisas.

     

En esta reunión mantenida con representantes empresariales de hostelería, turismo, gran distribución e instalaciones deportivas, el vicepresidente Igea ha anticipado que la toma de decisiones está supeditada no solamente a la incidencia acumulada de la COVID-19, sino al nivel de saturación de las UCI en los hospitales.

Con la evolución que muestran los indicadores, la Junta considera oportuno realizar la desescalada por provincias, en fases de 14 días y siempre de manera gradual. Descender al 25 % de ocupación de las UCI condicionará esta relajación de medidas, ha anticipado Francisco Igea.

Otras de las consideraciones compartidas por parte del Gobierno autonómico han sido la necesidad de mantener durante dos semanas cada nivel de restricciones para poder evaluar su impacto, ir aliviando las medidas de acuerdo al semáforo y también, con rigor, plantear un régimen sancionador más estricto para los incumplimientos de aforos, distancias y nivel de ventilación.  

El vicepresidente de la Junta ha expresado que “la intención del Gobierno autonómico es dar pasos y darlos con seguridad, no tener que volver atrás”.

En este sentido, Francisco Igea también ha indicado que desde el comité de crisis se ha trasladado a la Dirección General de Salud Pública la necesidad de realizar un estudio específico de las restricciones que afectan a estos sectores para, en consecuencia, poder realizar cambios en el proceso de desescalada.

Durante la reunión también se ha recordado, tal y como ya anunció ayer el vicepresidente Igea, que todas las personas que hayan solicitado ayudas de la Junta de Castilla y León y cumplan requisitos las van a percibir. Además, también se ha apuntado que el Gobierno autonómico no descarta nuevos escenarios de ayudas, en función de la evolución de la situación epidemiológica y las medidas que deban adoptarse.

Finalmente, y en relación con esta cuestión, Francisco Igea también ha hecho hincapié en que la Junta de Castilla y León incidirá en que las ayudas por importe de 11.000 millones de euros comprometidas por el Gobierno de España sean ayudas directas.

En el encuentro mantenido hoy los sectores citados han estado representados por la Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León, la Asociación de empresarios de alojamientos turísticos de Castilla y León, la Asociación nacional de grandes empresas de distribución (ANGED), la Asociación española de centros y parques comerciales (AECC), la Federación nacional de empresarios de instalaciones deportivas (FNEID), Federación de empresarios de centros deportivos de Castilla y León y la Agrupación de centros de pilates de Castilla y León.