La ACT Soriana de Encierros apoya a los ganaderos de bravo y adelanta la cuantía económica de la contratación de 2021 a la ganadería Toropasión

La Asociación Cultural Taurina Soriana de Encierros, consciente de la situación que supone para el sector del ganado bravo la actual crisis sanitaria del COVID-19, ha decidido colaborar con la ganadería Toropasión, vacada contratada para el encierro que tendrá lugar en Soria en junio de 2021. De esta manera la ACT ha adelantado a la ganadería Toropasión una cuantía económica del contrato del próximo año con el objetivo de ayudar en la manutención de las reses que posee esta vacada en Alfaro (La Rioja). De esta manera la ACT Soriana de Encierros demuestra, una vez más, su compromiso con la fiesta de los toros y su sentido de responsabilidad con la tradición del campo bravo.

     

La ACT Soriana de Encierros es una entidad formada un por un nutrido grupo de jóvenes aficionados que tiene como objetivo fomentar, extender y mantener la cultura taurina, así como llevar el nombre de Soria a otras localidades. Son muchas las actividades que desde su creación han llevado a cabo con estos objetivos pero su evento más destacado es la celebración de un encierro de novillos, anualmente desde 2017, en la ciudad de Soria. Una iniciativa que con mucho esfuerzo realizan cada año y reúne a miles de personas en las calles de la ciudad. El encierro de Soria ha ido ganando adeptos y desde sus inicios ha contado con la ganadería riojana Toropasión. Cientos de corredores de toda España y Francia acuden cada año a las calles de Soria para disfrutar con sus carreras.

El gesto y la colaboración de ACT Soriana de Encierros con los ganaderos de bravo es una muestra más de su pasión por el toro y de su lucha diaria para mantener viva la fiesta taurina. Desde Toropasión han agradecido la ayuda y adelanto económico que les ayudará a afrontar un año muy complicado para los ganaderos, que se ven obligados a mantener y alimentar a sus reses sin posibilidad de lidiarlas en ningún festejo.

Estas iniciativas privadas están sirviendo de una pequeña ayuda para muchos ganaderos que, a la espera de ayudas gubernamentales que nunca llegan, reciben el apoyo y la solidaridad de los aficionados, verdadero eje del toro y su subsistencia.