martes 5 julio, 2022
Inicio_Sin categoríaLa actividad económica soriana podría crecer hasta un 8,8% en 2022

La actividad económica soriana podría crecer hasta un 8,8% en 2022

  • El impacto de la variante ómicron se ha hecho notar en algunos indicadores económicos, ya que, aunque las economías española y soriana cierran 2021 con cifras muy positivas, estas son inferiores a las estimadas a principios de año.
  • La actividad económica soriana podría crecer hasta un 8,8% en 2022; 0,4 puntos por encima de la media nacional. El dinamismo del mercado laboral, el impulso de los fondos NGEU, y la disminución del riesgo sanitario son los principales factores que sostendrán el crecimiento en 2022.
  • La aparición de nuevas variantes, una pobre ejecución de los fondos europeos, la elevada inflación y el tensionamiento de las condiciones financieras son factores de riesgo para la economía que conviene monitorizar.

Las economías española y soriana cierran 2021 con cifras muy positivas, aunque inferiores a lo estimado a principios de año.

El final del cuarto trimestre de 2021 ha sido positivo para el conjunto de la economía española y, si bien el impacto de la variante ómicron se ha notado en algunos indicadores (los PMI de servicios de diciembre se desaceleraron de 59,8 a 55,8), el empleo ha continuado comportándose favorablemente (crecimiento del 1,5% en la afiliación trimestral desestacionalizada). El mercado laboral soriano también avanzó con fuerza en 2021, como muestra el crecimiento interanual del 2,0% de la afiliación a la Seguridad Social, aunque que se encuentra 0,6 puntos porcentuales por debajo de la media española.

Los últimos datos de contabilidad nacional del cuarto trimestre indican que, en términos de Producto Interior Bruto (PIB), la economía española creció un XX,X% interanual en 2021. Ante la falta de datos de PIB provinciales, Afi desarrolló en 2020 el modelo Afi-MSA-II. De acuerdo con las estimaciones del modelo, la economía de la provincia de Soria cerró 2021 con un aumento de su actividad en términos de VAB del 5,3%, mientras que la economía nacional creció un 5,7%.  Estos resultados, aunque muy positivos, se encuentran algo por debajo de lo estimado a principios de 2021. En la nota de análisis publicada por Caja Rural de Soria en febrero de dicho año, se estimaba que la actividad económica


[1] Publicados por el Insitituto Nacional de Estadística (INE) el viernes 28 de enero de 2022. Disponible en: XXX

[2] Con el fin de captar el impacto de la crisis económica derivada del coronavirus con un profundo nivel de desagregación, Afi ha desarrollado el modelo MSA-II que predice el comportamiento de la economía española en términos de Valor Añadido Bruto (VAB) y empleo, a nivel sectorial y provincial, permitiendo conocer, entre otros elementos, una clasificación de los territorios y sectores de actividad en función de su velocidad de recuperación. El desarrollo de este modelo es fundamental para conocer con profundidad territorial y sectorial y de manera ágil y temprana, el desarrollo económico de las provincias españolas, cubriendo, de este modo, el desfase de las estadísticas públicas (los datos de contabilidad provincial se publican con un desfase de dos años; siendo los últimos publicados aquellos referentes a 2019).  

soriana podría experimentar un crecimiento de hasta el 9,5% en 2021; 0,1 p.p por debajo de lo estimado para la media española. La diferencia entre las estimaciones refleja el potente efecto que las diferentes olas del covid-19 han tenido sobre la economía. El riesgo sanitario continuará siendo uno de los principales determinantes del crecimiento económico de los próximos trimestres.

La actividad económica soriana podría crecer hasta un 8,8% en 2022; 0,4 puntos por encima de la media nacional

La economía española tiene la oportunidad de mostrar en 2022 un crecimiento superior al conjunto del área euro. Aunque en parte se debe a la menor recuperación registrada en 2021, esto permitiría estrechar el margen que separa a España de sus homólogos europeos.

La actividad económica española sufrirá en las primeras semanas de 2022 como consecuencia del efecto de la variante ómicron. No obstante, cabe esperar una progresiva recuperación a mediados del primer trimestre del año, lo que dejaría el crecimiento del inicio de año en terreno positivo. Los trimestres centrales del año serán los de mayor crecimiento, recogiendo la ejecución de los primeros fondos europeos, la recuperación del sector turístico internacional y la estabilización del crecimiento del consumo.

De este modo, se estima que el crecimiento anual del PIB de 2022 se sitúe en el 6%. En términos de actividad económica (VAB), el modelo Afi-MSA-II apunta a un crecimiento del 8,8% en la provincia de Soria para el conjunto de 2022; lo que la sitúa 0,4 puntos porcentuales por encima del crecimiento esperado para el conjunto nacional (8,4%). De este modo, la actividad económica española recuperaría los niveles previos al inicio de la pandemia en términos de VAB, mientras que la provincia todavía se situaría algo por debajo de los niveles de 2019 (aproximadamente un 4,4% por debajo).  

El dinamismo del mercado laboral, el impulso de los fondos NGEU, y la disminución del riesgo sanitario son los principales factores que sostendrán el crecimiento en 2022

Las previsiones de crecimiento se sustentan en cuatro elementos, fundamentalmente:

  • Dinamismo del mercado laboral. Los niveles de empleo han superado los del 2019, tanto en la media nacional como en la provincia de Soria, con una evolución de la afiliación a la Seguridad Social en los últimos meses del 2021 muy positiva. Si bien la creación de empleo en 2022 será más moderada, los sectores que están muy por debajo de los niveles previos a la pandemia capitalizarán la normalización de la situación.
  • Impulso de los fondos NGEU. El empuje del programa fiscal europeo debería empezar a vislumbrarse hacia la mitad del 2022, acelerando el crecimiento, especialmente el de la inversión empresarial.
  • Disminución del riesgo sanitario. La efectividad de las vacunas es la prueba más sólida de la salida de la pandemia. La consecuente reducción del riesgo sanitario y, por tanto, el abandono de las políticas de restricción estricta a la actividad, permitirán una mayor estabilización de la actividad económica durante 2022.

La aparición de nuevas variantes, una pobre ejecución de los fondos europeos, la elevada inflación y el tensionamiento de las condiciones financieras son factores de riesgo para la economía que conviene monitorizar

No obstante, las buenas perspectivas del año están amenazadas por varios factores de riesgo que conviene monitorizar:

  • Aparición de nuevas variantes. A pesar del buen resultado de las vacunas y los altos porcentajes de vacunación, el surgimiento de nuevas variantes (como ha sucedido con ómicron) sigue preocupando y es uno de los mayores riesgos para la recuperación económica. 
  • Pobre ejecución de los fondos europeos. La ejecución de las ayudas europeas se encuentra bajo el foco de los analistas, ya que un uso de los fondos menos dinámico del esperado ralentizaría el ritmo de crecimiento de la economía en el 2022.
  • Elevada inflación. El IPC nacional ha cerrado el año en el 6,7% y, pese a que se prevé un descenso gradual en 2022, el promedio anual encadenará dos años consecutivos por encima del 3%. Aunque los salarios también están creciendo, el balance global es insuficiente para contrarrestar este incremento de los precios, lo que erosionará el poder adquisitivo de las familias y perjudicará la recuperación del consumo.
  • Tensionamiento de las condiciones financieras. Ante el fuerte incremento de los precios y la recuperación de los niveles de PIB prepandemia en el área euro (España se encuentra un algo rezagada), el BCE se puede ver en la necesidad de endurecer la política monetaria antes de lo previsto (actualmente, previsto para 2023), lo que frenaría los ritmos de crecimiento de la economía española en 2022.