La Comisión territorial contra la violencia de género de Soria realiza un análisis de la provincia

ARCHIVO
ARCHIVO
     

Yolanda de Gregorio solicita continuar con la lucha conjunta entre entidades para acabar con esta lacra y conseguir reducir a cero el número de víctimas.

Esta mañana se ha celebrado la Comisión territorial contra la violencia género, presidida por la delegada territorial, Yolanda de Gregorio, y en la que están representadas, además de diversos servicios de la Junta de Castilla y León en Soria, como la Gerencia Territorial de Servicios sociales, Sanidad o Educación, las entidades provinciales con competencias en la materia, como el caso de: Subdelegación de Gobierno, Diputación Provincial de Soria, Ayuntamiento de Soria, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Policía Local, Audiencia Provincial, Colegio Oficial de Abogados o el Colegio Oficial de Psicólogos, entro otras.

     

La Comisión tiene la consideración de órgano colegiado adscrito a la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y es la encargada de coordinar, a nivel provincial, las actuaciones que, en materia de asistencia a las mujeres víctimas de violencia de género, menores y dependientes, se lleven a cabo por las administraciones públicas y los profesionales implicados en la lucha contra la violencia de género.

La reunión telemática ha servido para poner en común los datos de diagnóstico de la situación de la violencia de género en Soria y del uso de los diferentes servicios que las distintas instituciones ponen a disposición de las víctimas. Además, la delegada territorial ha informado de que la Junta de Castilla y León continúa con la labor de la Red de detección de situaciones de violencia de género en el mundo rural, puesta en marcha en 2019, dado que se trata de una sociedad con roles más tradicionales, donde las víctimas, en ocasiones, son más reacias denunciar.

El agravante de la COVID-19

Yolanda de Gregorio ha recordado las circunstancias especiales que atraviesa la provincia debido a la crisis sanitaria, lo que también ha influido en esta lacra. La delegada ha señalado que se ha dado continuidad a todas las prestaciones y que se han incrementado los esfuerzos, con el objetivo de garantizar la atención integral a las víctimas y a todas las personas dependientes de ellas. Los servicios y centros han funcionado con normalidad y se ha adecuado la forma de prestación a la situación de confinamiento en sus distintas etapas, siguiendo las medidas de prevención y seguridad marcas por las autoridades sanitarias, tanto para los profesionales como para las usuarias.

La crisis sanitaria ha exigido asumir nuevos retos y articular nuevas respuestas eficaces para problemas nuevos, por lo que, desde la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, ha surgido el Proyecto ‘Atrapadas’, con el fin de consolidar el trabajo conjunto  de la Junta de Castilla y León y varias entidades privadas que dan cobertura a la demanda de atención especializada. En el caso de Soria, la Comunidad de Adoratrices de Burgos, es la encargada de dar cobertura a las víctimas de trata con fines de explotación sexual y en entorno de prostitución.

El Sistema de Servicios sociales de responsabilidad pública en Castilla y León interviene en la fase de detección y de atención, mediante la valoración y acceso a recursos y servicios especializados. Esta red de atención dispone de una financiación a través de la línea anual de subvenciones para el desarrollo de proyectos dentro del programa de promoción de la igualdad y de oportunidades entre hombres y mujeres y de la lucha contra la violencia de género. En la convocatoria de 2020 la red ha estado dotada con 160.000 euros.

Soria presenta 80 casos de mujeres con orden de protección

Los datos de atención y recursos de la Red en lo que va de año (enero-septiembre) en Soria han sido analizados por los miembros de la Comisión. Un total de 8 mujeres y 7 menores han sido atendidos en casas de acogida para víctimas de violencia de género (8 y 5 respectivamente en el mismo periodo de 2019). En el punto de encuentro de la capital se han atendido a un total de 16 familias por violencia de género (12 en 2019).

La Gerencia de Servicios Sociales ha prestado servicio de apoyo psicológico (también otras instituciones prestan este servicio) a cinco mujeres (medio urbano) y a tres menores –dos en el medio rural- y a una persona dependiente víctima de violencia de género (menor del medio rural), y se ha dado servicio de orientación psicológica a tres hombres maltratadores (dos en el medio urbano).

Los servicios de información y asesoramiento jurídico en todo tipo de materias -como civil, penal o laboral- por profesionales especializados han atendido a dos mujeres. El servicio de traducción e interpretación para víctimas se ha prestado en seis casos de llamadas y en uno de documentos.

A tres mujeres de Soria se les ha concedido la Renta Garantizada dirigida a víctimas de violencia de género. Según el Servicio Público de Empleo Estatal, 30 son las mujeres víctimas perceptoras de la Renta Activa de Inserción (RAI) para víctimas de violencia de género y doméstica.

En cuanto a la atención telefónica (se garantiza la atención inmediata por personal especializado las 24 horas del día), en Soria se han realizado 69 llamadas al teléfono 016 (Servicio telefónico de información y de asesoramiento jurídico en materia de violencia de género, que no deja rastro en la factura telefónica, aunque es necesario borrar el historial de llamadas). Además, se registraron 49 llamadas a través del 112 de Emergencias y 243 al 012, (127 a mujer y violencia y 116 a violencia), todas ellas relacionadas con la violencia de género.

Hay 14 casos activos (9 a la misma fecha en 2019) con el sistema se seguimiento por medios telemáticos (pulseras o brazaletes) de las medidas de alejamiento en el ámbito de la violencia de género. Según información del Consejo General del Poder Judicial, el número de denuncias por violencia de género ascendió a 81 durante el primer semestre de 2020. Hay 80 casos de mujeres con orden de protección, de los que 59 se consideran ‘de riesgo no apreciado’, 18 ‘bajos’ y tres ‘medios’, sin llegar a contar en la provincia con casos de riesgo ‘alto’ o ‘extremo’.

Informes de valoración de la violencia de género

Dentro de la atención integral a las víctimas de violencia de género, la delegada territorial ha recordado que la Junta comenzó hace tres años a trabajar con una herramienta fundamental para avanzar en la atención a las víctimas que están en los Servicios Sociales, que son los informes de valoración de la violencia de género (INVIGE). En Soria se han iniciado 36 nuevos informes de este tipo, que los realizan los coordinadores de caso, con el apoyo de los profesionales de los equipos multidisciplinares, y ofrecen una valiosa información a la hora de tomar decisiones para atender a las necesidades de las víctimas.

El INVIGE se realiza de forma personalizada para cada víctima y en él se refleja su situación personal, familiar y laboral, los apoyos que necesita para ella y sus hijos e hijas y el riesgo social que tiene. Este informe está integrado en un sistema único de información (SAUSS) que pueden consultar y utilizar las secciones de mujer y que se ha puesto a disposición de jueces y fiscales de la Comunidad.

Formación para profesionales

En cuanto al plan de formación que se presta desde la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades a los profesionales de los Servicios Sociales, se ha instruido a 21 técnicos en coordinadores de caso y a ocho psicólogos. Además, en materia de violencia de género se realizó, el día 28 de octubre, una jornada de formación con el Colegio de Abogados en el que participaron 23 asistentes. El 7 de octubre tuvo lugar otra jornada para toda Castilla y León que concitó la presencia de 755 profesionales. Durante 2020, la formación especializada para coordinadores de caso en violencia de género y psicólogos se ha desarrollado, básicamente, en formato on-line, dadas las circunstancias de seguridad sanitaria adoptadas por la Junta de Castilla y León.

Respecto a la formación para la atención a víctimas de violencia de género con discapacidad, se mantiene la formación presencial descentralizada que comenzó en 2019 para todos los profesionales de las entidades de Castilla y León que trabajan con personas con discapacidad, además de los coordinadores de caso. El 14 de octubre se celebraron en El Burgo de Osma las jornadas ‘Mujer y discapacidad’, en las que se formaron a 66 profesionales de diferentes puntos de la Comunidad.

Acuerdos con las universidades y los ayuntamientos

Para luchar contra la violencia de género se han rubricado convenios con diferentes entidades para generar estrategias que efectivas a favor de la prevención y de las víctimas. De esta forma, el 21 de octubre se constituyó Red de Unidades de Igualdad de las Universidades de Castilla y León, donde se recoge la propuesta de participar en los órganos colegiados de la Administración Regional sobre cuestiones de género,

El 23 de noviembre se constituía la Red de Unidades de Igualdad de las Corporaciones Locales, con el objetivo de trabajar, de forma conjunta, en la igualdad entre mujeres y hombres  y en prevención de la violencia de género. La meta principal consiste en el avance en la construcción de una política pública con perspectiva de género, favoreciendo la transferencia de conocimiento desde lo local al resto de entidades del sector Mujer.

Además, durante 2020 se han rubricado nuevos convenios de colaboración, como, por ejemplo con el Consejo de Colegios Profesionales de Diplomados en Trabajo social y Asistentes Sociales, el Colegio de Ciencias Políticas y sociología de Castila y León o con las Cámaras de Comercio.