La Guardia Civil denuncia en Almazán a nueve personas que celebraban una fiesta en una peña de la localidad

     

La Guardia Civil de Almazán denunció el pasado 12 de febrero a nueve personas que estaban celebrando una fiesta privada en un local. En base al Decreto Ley por el que se establece el régimen sancionador específico por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención sanitarias para afrontar la situación de crisis sanitaria ocasionada por la covid-19 en la comunidad autónoma de Castilla y León, estas denuncias han sido remitidas a la Delegación Territorial de la Junta.

     

A las 21:10 horas del mencionado viernes, una patrulla de servicio de la Guardia Civil de Almazán escuchó voces de varias personas en el interior de un local situado en una céntrica calle de esta localidad. Con el apoyo de la Policía Local y con el permiso de la persona que abrió la puerta, entraron en el interior y fueron identificando a los denunciados que se encontraban escondidos en diversas estancias del inmueble. Alguna de estas personas no llevaba mascarilla.

El local es un garaje o almacén de unos 600 metros cuadrados alquilado como peña o terrizo por un grupo de personas vecinas de la localidad. Todas estas personas, 7 hombres y 2 mujeres, fueron informadas de que iban a ser denunciadas ante la Junta de Castilla y León por infracciones contra las medidas dispuestas para frenar la expansión del coronavirus.

Sobre todo, por vulnerar la disposición que prohíbe reuniones sociales de más de cuatro personas no convivientes. Tampoco guardaban la distancia de seguridad de 1,5 metros establecida y se habían saltado el toque de queda establecido por la Junta de Castilla y León a las 20:00 horas.