La Guardia Civil detiene a dos hombres como presuntos autores de robos y hurtos en Abejar, Medinaceli, Baraona y Guadalajara

         

En Abejar, sustrajeron dos motocicletas y en Medinaceli y Baraona, herramienta en sendas naves agrícolas

Agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Soria detuvieron ayer a dos hombres, vecinos de Guadalajara, como presuntos autores de dos robos con fuerza en las cosas y dos hurtos. Estas infracciones penales fueron cometidas en Abejar, Medinaceli, Baraona y Guadalajara.

     

Los hechos se remontan al mes de septiembre de 2020 cuando, en el Puesto de la Guardia Civil de San Leonardo, se recibieron dos denuncias por la sustracción de dos motocicletas en la localidad de Abejar.

Posteriormente, y en el mismo mes, se recibió otra denuncia en el Puesto de Medinaceli por el robo de herramienta en una nave agrícola sita en el término municipal de de esta localidad.

Pasadas dos semanas de los hurtos de las motocicletas en Abejar, un vecino que paseaba por el monte de la localidad, observó, tapadas con una lona, dos motocicletas que se correspondían con las sustraídas.

Iniciada la investigación por miembros de la Guardia Civil de Soria, se llega al conocimiento de que la lona que tapaba las motocicletas, había sido sustraída junto con herramienta y maquinaria en una nave agrícola de la localidad de Almonadiz de Zurita (Guadalajara).

Para la investigación de estos hechos, la Comandancia de la Guardia Civil de Soria, abrió la denominada operación Vetuslosa, la cual, concluyó con la identificación de dos hombres, vecinos de Guadalajara, que podían ser los autores de otro robo con fuerza, cometido en las mismas fechas en una nave agrícola de la localidad de Baraona de la que se llevaron diversa herramienta.

En base a todo lo anterior, ayer, 25 de marzo, miembros de la Comandancia de la Guardia Civil de Soria, se trasladaron a Guadalajara y detuvieron a estos dos hombres a los que se les atribuye dos supuestos delitos de robo con fuerza en las cosas y otros dos de hurto.

Los efectos recuperados fueron entregados a sus propietarios en calidad de depósito puesto que quedaron a disposición de la autoridad judicial. Las diligencias y los detenidos fueron puestos, igualmente, a disposición del juzgado.