La Junta exige a Sanidad hacer públicos los datos COVID de las CCAA

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha exigido al Gobierno que haga público qué Comunidades Autónomas no han enviado informes sobre los fallecidos en las en las residencias de ancianos durante la pandemia, o no los han entregado con la periodicidad exigida. Igea ha manifestado su indignación tras mostrar un gráfico en el que aparecía el número de informes que las CCAA han remitido al ejecutivo. “La Comunidad que más ha enviado es Castilla y León (23) y es la única que hemos sabido identificar. Las demás están anonimizadas”, ha denunciado.

     

“Esto es una vergüenza”, ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Junta. El vicepresidente ha explicado que el Gobierno dio una orden a las autonomías para que pasasen información de manera periódica sobre el estado de los centros sociosanitarios, una petición que el ejecutivo autonómico ha cumplido “escrupulosamente”, y de manera pública, una estela que no han seguido otras regiones.

Ante esta falta de transparencia, el portavoz del Gobierno castellano y leonés “exige, porque tiene derecho a saber, quién no ha enviado un solo informe; quién ha enviado uno y quién ha enviado 14”. De acuerdo con Igea se trata de información púbica, por lo que no tiene sentido que el Gobierno la mantenga anónima.

“No tiene sentido que las mismas personas que nos reclaman unos informes, que de momento no nos han autorizado a dar, no publiquen una información que es publica”, ha señalado. Más allá de una petición informal durante la comparecencia, Igea ha anunciado que la Consejería de Familia de Castilla y León se va a dirigir al Ministerio para qué haga público qué comunidades han cumplido y qué datos son los que han enviado.

“Es absolutamente intolerable que mientras algunos portavoces de los mismos partidos que están en el Gobierno nos exigen una información, no se dé ni siquiera la información de qué Comunidades han aportado los datos y cuáles no”, ha reiterado. “Es poco respetuoso para con la ciudadanía.