jueves 1 diciembre, 2022
InicioJUNTA CASTILLA Y LEÓNLa Junta subvenciona dos actuaciones en muebles inmuebles pertenecientes al patrimonio cultural...

La Junta subvenciona dos actuaciones en muebles inmuebles pertenecientes al patrimonio cultural de la comunidad

  • Se ha invertido un importe total de 36.726,38 euros para intervenciones en Yanguas y Arcos de Jalón.

La Delegación Territorial de Soria ha publicado la resolución relativa a la convocatoria de subvenciones de la Consejería de Cultura Turismo y Deporte, destinada a entidades locales con una población inferior a 20.000 habitantes, para financiar actuaciones en bienes inmuebles que forman parte del patrimonio cultural de Castilla y León. En Soria la cuantía global de las subvenciones asciende a 36.726,38 euros.

El Ayuntamiento de Yanguas es beneficiario de una subvención de 13.360,23 euros para realizar actuaciones de pavimentación en la calle Yanguas y otras, aprobadas por la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural en abril de 2021. El proyecto estaba motivado por la necesidad de pavimentación que presentaban las dos áreas sobre las que se propone la actuación. Una de ellas era el acceso a la calle Alejandro Osacar de Fe, que presentaba empedrado en casi su totalidad, excepto en el tramo afectado por el proyecto, que pretendía darle continuidad.

La otra zona era el acceso por la calle Escabas desde la calle Arrabal, donde se reparó el firme, ejecutando una cuneta de hormigón y solera. La actuación solventó el problema de recogida de aguas pluviales, para lo que se realizaron la ejecución de dos imbornales con rejilla de fundición en la calle Alejandro Osacar de Fe y uno en la calle Escabas.

El Ayuntamiento de Arcos de Jalón ha recibido 23.366.15 euros para la restauración de la atalaya ‘La Peñota’, situada en Aguilar de Montuenga, aprobada por la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural. Se trata de una atalaya posiblemente islámica, del siglo XII, que está construida en mampostería de planta circular de 8,5 metros de diámetro externo y altura máxima de 5,5 metros. La intervención estaba motivada por su deficiente estado de conservación y el peligro de derrumbe que conlleva la situación.