miércoles 17 agosto, 2022
InicioACTUALIDADLatorre felicita los 34 años de investigación española en la Antártida

Latorre felicita los 34 años de investigación española en la Antártida

El Gobierno de España mantiene dos bases abiertas en la Antártida con el apoyo logístico del buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa

La campaña antártica que lleva a cabo España desarrollará 13 proyectos de investigación en los que participan 160 personas

El subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, ha transmitido a los militares que forman parte de la Campaña Antártica que lleva a cabo el Gobierno de España, su felicitación por el “magnífico trabajo que lleváis a cabo a 13.000 kilómetros de distancia y que sirve para desarrollar investigaciones de utilidad para entender, entre otras cosas, los cambios del clima y el impacto que el hombre tiene en la naturaleza”.

La expedición de 2021 viene también marcada por la pandemia de covid-19 que ha obligado a los participantes a pasar un confinamiento de 10 días antes de embarcar. El Comité Polar Español es el encargado de coordinar las actividades y ha tenido que llevar este año especial cuidado para asegurarse de que ninguna de las personas participantes en las expediciones estuviera contagiado, con el fin de que el virus no llegue al continente blanco.

Latorre ha participado esta mañana, junto con el subdelegado de Defensa en Soria, Miguel García, en una videoconferencia con militares de la base Gabriel de Castilla que han atendido las preguntas de alumnos de Bachillerato del IES Gaya Nuño de Almazán. El objetivo era que los alumnos pudieron conocer de primera mano los proyectos científicos que España realiza en la Antártida desde hace más de 30 años.

Han explicado que los componentes de esta XXXIV Campaña Antártica están concretamente en la base Gabriel de Castilla, en la Isla Decepción. Esta es una de las dos bases que tiene España en la Antártida y está gestionada por la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército de Tierra.

La otra base se llama Juan Carlos I y está gestionada también por el Gobierno de España pero a través del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación. Esta base, la Juan Carlos I, se encuentra en la Isla Livingston.

La isla Decepción, con la que se ha conectado desde el IES Gaya Nuño, se encuentra algo más al sur de la isla Livingston, a escasas tres horas de navegación. Esta isla es uno de los enclaves antárticos más singulares, ya que se trata de la cima del cráter de un volcán activo, en su mayor parte sumergido.

CAMPAÑA ANTÁRTICA

Esta actividad del Ejército de Tierra se viene realizando desde el año 1988. La experiencia adquirida a lo largo de este período aconsejó la distribución de los cometidos a realizar entre el Estado Mayor del Ejército (EME) y la Fuerza Logística Operativa (FLO), ya que se trata de una permanente colaboración con el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Comité Polar Español donde el apoyo logístico es primordial.

La misión del Ejército en la Antártida tiene como finalidad proporcionar apoyo logístico a la investigación científica en la base Gabriel de Castilla y realizar proyectos de investigación y experimentación de interés para el Ejército en las áreas de transmisiones, medio ambiente, sanidad, bromatología o vestuario y material de campamento. Dar a conocer a la sociedad en general, al mundo científico y a la institución militar en particular, la presencia y actividades del Ejército de Tierra en la Antártida. Mantener en adecuadas condiciones de empleo las instalaciones, material y equipo de la base, posibilitando el desarrollo de los trabajos de investigación y experimentación en condiciones de personal y con el menor impacto medioambiental posible en la zona. En esta XXXIV Campaña Antártica Española se van a desarrollar un total de 13 proyectos que investigan desde la pérdida de masa glaciar y los procesos hidrogeológicos hasta  el papel de los pingüinos en el aporte de nutrientes en el Océano Antártico o los aerosoles atmosféricos, entre otros. Participar unas 160 personas, entre científicos, técnicos, tripulaciones y dotaciones