lunes 5 diciembre, 2022
InicioACTUALIDADLos consejeros de Hacienda de Castilla y León, Ceuta, Andalucía, Galicia, Murcia...

Los consejeros de Hacienda de Castilla y León, Ceuta, Andalucía, Galicia, Murcia y Madrid piden una financiación adecuada para los servicios públicos sin subir impuestos e impulsar la recuperación

Los consejeros de Hacienda de Castilla y León, Ceuta, Andalucía, Galicia, Murcia y Madrid se han reunido en Ceuta para analizar la reforma del Sistema de Financiación Autonómica que permita financiar adecuadamente los servicios públicos, sin elevar el esfuerzo fiscal de los ciudadanos, y que permita incentivar la actividad económica, para la recuperación post-COVID.

Los consejeros de Hacienda de Castilla y León- de forma telemática- Ceuta, Andalucía, Galicia, Murcia, y Madrid se han reunido ayer sábado en la ciudad autónoma de Ceuta para poner en común los puntos principales de la necesaria reforma del Sistema de Financiación Autonómica.

El punto de partida compartido por los consejeros de Hacienda de estos los 6 gobiernos autonómicos es el objetivo de  alcanzar un sistema que permita financiar adecuadamente los servicios públicos. Asimismo, las 6 Comunidades Autónomas quieren que el sistema de financiación autonómica no eleve el esfuerzo fiscal de los ciudadanos, y sea impulsor de la actividad económica, necesaria para la recuperación económica.

En concreto la reunión ha trabajado sobre 7 puntos especialmente críticos de cara a la mejora de la financiación autonómica y el impulso a la actividad económica:

1.-Los ninguno de los 6 consejeros de Hacienda han logrado mantener hasta la fecha ninguna reunión de trabajo con el Ministerio de Hacienda sobre el Sistema de Financiación Autonómica. Así, cualquier propuesta que se plantee por el Gobierno de España sobre la financiación autonómica será unilateral.

2.-La reforma del Sistema de Financiación Autonómica ha de ser consecuencia de un debate multilateral, mediante el diálogo y la negociación simultánea con todas las CCAA de régimen común. No sería aceptable que el Gobierno de España negocie unilateralmente la reforma de la financiación.

3.-El actual Sistema de Financiación Autonómica ha demostrado no ser suficiente para afrontar los costes reales de los servicios públicos fundamentales de alta calidad. En la negociación se debe afrontar la realidad de las necesidades de financiación de servicios como la Sanidad, la Educación, la Dependencia y los Servicios Sociales, de forma que se pueda asegurar una calidad semejante en todas las comunidades.

4.- El futuro Sistema de Financiación Autonómica deberá respetar la autonomía fiscal y financiera de las CCAA, y su capacidad normativa, como mínimo en sus niveles actuales, de manera que las CCAA puedan seguir reduciendo el esfuerzo fiscal en beneficio de los ciudadanos.

5.- En 2022 las CCAA seguirán atendiendo a las necesidades derivadas directamente del COVID, principalmente en los ámbitos de Sanidad, Educación y Servicios Sociales. Es necesario que el Gobierno de España mantenga un fondo extraordinario que sirva como salida del COVID, dirigido a sufragar gasto no estructural y directamente relacionado con la atención y la prevención de la pandemia.

6.-La financiación local es igualmente una necesidad para garantizar los servicios públicos de proximidad, y su revisión debe afrontarse conjuntamente con la del Sistema de Financiación Autonómica.

7.- Finalmente, la situación especial de Ceuta y Melilla ha sido tenida en cuenta en la reunión, señalando la importancia que para toda España tiene el hecho de que ambas ciudades autónomas cuenten con recursos suficientes para prestar eficazmente sus servicios, y proteger su españolidad y su integridad social y territorial.

En la reunión los consejeros de Hacienda también han analizado cómo está gestionando el Gobierno España los fondos del Plan de Recuperación Next Generation. Así, han expresado su preocupación dada  la lentitud con la que los ministerios están trabajando lo que impide ser ágiles en la puesta a disposición de las empresas, especialmente las pymes de los Fondos de Nueva Generación. El Gobierno, además, insiste en tratar a las CCAA como meras ejecutoras de líneas de actuación atomizadas y definidas por el Gobierno hasta en sus mínimos detalles.

Por último, los consejeros de Hacienda han mostrado su preocupación por las dificultades que atraviesan los sectores productivos, como consecuencia del aumento de la inflación y de las dificultades de aprovisionamiento de materias primas y componentes, y solicitan que los fondos de ayudas directas disponibles sean dirigidos a atender esta situación.