Los Parlamentarios del Partido Popular denuncian la discriminación que sufren los autónomos y pymes de Soria en el reparto del Gobierno de los 20.000 millones de avales.

 Exigen al Gobierno de España una rectificación urgente en el criterio de reparto de las líneas de avales del ICO y avales del Estado porque tal y como está diseñado perjudica gravemente a los emprendedores sorianos. Por eso, anuncian que presentaran un Proposición no de Ley para que se modifiquen esos criterios injustos 
 

Los Parlamentarios del Partido Popular de Soria, Tomás Cabezón, Mª José Heredia y Gerardo Martínez denuncian públicamente el reparto del primer tramo de las líneas de avales de 20.000 millones de euros que el Gobierno de Sánchez ha puesto encima de la mesa porque “discrimina a las entidades de crédito de base territorial, como las Cajas Rurales y a las pequeñas entidades financieras de Soria, que son las que tienen en nuestra provincia la mayor cuota de mercado, abandonando con esta medida a las empresas sorianas”. 

     

La distribución del primer tramo de avales del Gobierno del PSOE discrimina a Soria y a las empresas ubicadas en la provincia porque el criterio fijado es que los 20.000 millones de euros se distribuyan entre las entidades financieras atendiendo únicamente a la cuota de mercado nacional y olvidando la cuota de mercado regional o local, lo que discrimina claramente a las entidades que atienden a nuestras pymes y autónomos de Soria, como son las Cajas Rurales y otras pequeñas entidades bancarias. 

Con el sistema ideado por Sánchez se obliga a los sorianos a acudir a entidades financieras distintas de las que hasta ahora merecían su confianza y con las que habían establecido sus vínculos financieros. 

En nuestra provincia son las pequeñas entidades bancarias territoriales las que cuentan con la cuota mayoritaria de mercado (CAJA RURAL DE SORIA TIENE el 47,81% de la cuota de mercado de Soria) y, con ello, la confianza de los autónomos y del pequeño tejido empresarial soriano, muy apegado a la provincia y a sus sectores productivos. 

Parece que lo que el Gobierno pretende es dar a los grandes bancos ventajas de acceso a las líneas de avales del ICO para modificar de manera forzada las diferentes cuotas de mercado de las distintas entidades. “Con estas medidas el Gobierno de Sánchez comete un atropello contra las pequeñas entidades bancarias, las que están más apegadas al territorio, apoyando a los emprendedores sorianos y generando empleo en la provincia”.  

Por eso, Tomas Cabezón, Mª José Heredia y Gerardo Martínez apuestan por “defender que el criterio de reparto se haga teniendo en cuenta las cuotas de mercado provinciales” para “respetar la confianza que los sorianos han depositado en estas entidades financieras y su trabajo continuado, una confianza que se traduce en el mayor número de oficinas desplegadas, el personal dedicado a la atención a los clientes y el mayor número de empresas atendidas”. 

Además, para los parlamentarios sorianos del PP “este primer tramo de avales resulta claramente insuficiente” porque “se debería haber primado a aquellas empresas del medio rural o provincias de escasa población, incluyendo agricultura y ganadería, porque tienen menos capacidad para subsistir antes situaciones de emergencia que las grandes empresas”.

Por todo ello, aseguran, “exigimos una urgente rectificación en los criterios de reparto de la línea inicial de avales de 20.000 millones, y que en el segundo reparto de 80.000 millones se incluyan desde el primer momento a estas entidades, y se proteja a los empresarios sorianos” porque “solo así se podrá comprobar que el Gobierno del PSOE está realmente implicado en luchar contra la despoblación que sufrimos en provincias como Soria”.