Peregrina: “si el SEPES no nos da una solución, tendremos que hacer un polígono municipal”

         

Arcos de Jalón está ubicado en una posición estratégica en el eje de comunicación de Madrid con el noreste de España. El polígono de “La Malita” podría ser un punto de vertebración de la economía industrial arcobrigense. Pero actualmente se encuentra en una situación de paralización.

El alcalde de Arcos de Jalón, Jesús Ángel Peregrina, ha manifestado esta mañana que la situación está llegando a un nivel de pérdida de oportunidades. Por ello se ha ultimando en la mañana de este viernes un escrito al SEPES, poniendo de manifiesto “el poco desarrollo que ha tenido el polígono durante 20 años. También lo poco que se ha involucrado SEPES en dinamizarlo. Nos encontramos con un polígono viejo, que si está decente es porque el Ayuntamiento lo ha mantenido: todas las salidas de agua, la limpieza, y los viales en general. Vemos que el precio del polígono nos hace estar totalmente fuera de mercado”.

     

En este punto, Peregrina ha explicado que ven como en otros polígonos del entorno, los precios son mucho más bajos. “Son precios entre 10 y 15 euros por metro cuadrado, y aquí nos encontramos con precios por encima de los 40 € / m2. Eso nos hace que no seamos competitivos y no seamos atractivos para las empresas”. Es por ello que el alcalde de Arcos de Jalón ha solicitado una reunión con el SEPES, para que bajen el precio a los mismo niveles que los polígonos del entorno.

Según ha comunicado a este medio el SEPES, a través de la Dirección Comercial de la actuación “La Malita” en Arcos de Jalón, a día de hoy quedan 30 parcelas por vender de distinta superficie. Las parcelas Nido tienen un precio de 40 euros/m2; las parcelas pequeñas o medias, 37 euros/m2; las generales o grandes, mayores de 2.500 m2 tienen un precio de 35 euros/m2. En esta actuación se han vendido 20 de las 50 parcelas habilitadas.

OTRAS OPCIONES

No es la única opción que barajan. También se ha propuesto en el escrito buscar una cesión de parte del polígono al Ayuntamiento, para que “pueda manejarse, porque en última instancia, si no accediesen a ningún tipo de estas negociaciones, y de hacernos atractivos, no nos quedaría al ayuntamiento otra que funcionar en paralelo, y buscar otra superficie donde desarrollar un polígono industrial municipal que fuera atractivo para las empresas”.