Reabre la farmacia de Villar del Río

     

La farmacia cerró en 2018 y lleva 3 años y medio sin posibilidad de abrir y tras meses de lucha, ven un hilo de esperanza.

Esta mañana, Tomás Cabezón, presidente de la Mancomunidad de Tierras Altas, junto a Miguel Ángel López, alcalde de Villar del Río, ha anunciado que la lucha por la farmacia ha llegado a su fin. Próximamente, la farmacia de Villar del Río volverá al funcionamiento. Han destacado que esta decisión se ha sido respaldada por todos los partidos políticos con representación en la provincia de Soria. La farmacia de Villar del Río supone un servicio básico teniendo en cuenta que los habitantes de Tierras Altas deben trasladarse hasta San Pedro Manrique, Soria o Arnedo en busca de las medicinas y tratamientos. En el escrito que enviaron a la Directora General de Salud, alegaban la mala accesibilidad de alguno de los 22 municipios dependiendo de la estación del año, así como la incomunicación que sufrían.

     

La farmacia de Villar del Río cerró sus puertas definitivamente el 16 de marzo de 2018 y en ese momento se trasladó a la Consejería de Sanidad la situación de desamparo en la que se quedó todo el Valle del Cidacos. Hasta el día de hoy, solo se podía hacer uso de un botiquín que abría únicamente algunas tardes, lo que no garantizaba de ninguna manera un buen servicio sanitario de los municipios de Tierras Altas.

La farmacia está declarada como de “viabilidad económica comprometida”, pero el Valle del Cidacos ha sido declarado como “zona farmaceútica comprometida” con lo que recibirá el apoyo económico de diferentes entidades. Nieves Orte, miembro de la Plataforma por la Reapertura de la Farmacia de Villar del Río, ha confirmado que tras la noticia de la reapertura, han recibido unas 17 solicitudes de profesionales farmacéuticos interesados en el negocio. Además, ha recordado que se facilitaría tanto alojamiento como transporte a la persona que finalmente regente esta farmacia.