viernes 7 octubre, 2022
InicioACTUALIDADSATSE: 'Reducir la mortalidad en Castilla y León pasa por aumentar el...

SATSE: ‘Reducir la mortalidad en Castilla y León pasa por aumentar el número de enfermeras’

El Sindicato de Enfermería exige un «aumento de las profesionales enfermeras en el ámbito sanitario. Porque son claves en la atención a la cronicidad y en los procesos posquirúrgicos. Una insuficiente plantilla de ellas está incidiendo en el agravamiento de los procesos crónicos de la población».

A juicio de SATSE, «en la financiación del sistema sanitario debería tenerse en cuenta no sólo el criterio del número de población de cada autonomía. También factores que están incidiendo en tasas de mortalidad más elevadas como es el caso de Castilla y León. Como el elevado índice de envejecimiento de la población que padece y la dispersión geográfica».

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Castilla y León alerta de que «la falta de enfermeras suficientes para cubrir las necesidades asistenciales en la Comunidad incide en las cifras de exceso de mortalidad registradas en el último año. En una comunidad con un elevado índice de envejecimiento de la población, con una tasa elevada de cronicidad en las dolencias y mucha dispersión geográfica».

SATSE Castilla y León advierte de que «la necesidad de contar con más enfermeras en la Autonomía es clave si se quieren reducir las cifras de mortalidad que padece la Comunidad. Esto lo ponen de manifiesto los datos conocidos del Sistema de monitorización de la mortalidad diaria por todas las causas que elabora el Instituto de Salud Carlos III».

«Las elevadas cifras de exceso de mortalidad que registra la Comunidad (en agosto hubo un exceso de muertes de 420 y de 1.126 en julio) ponen de manifiesto la necesidad de que la Administración sanitaria sea sensible. Y asuma, de una vez por todas, que es necesario que el sistema sanitario cuente con más enfermeras y enfermeros. Porque son esenciales en la atención y el seguimiento a pacientes crónicos. Evitando, de este modo, el agravamiento de sus dolencias», señalan.

«SATSE lleva años alertando de que es necesario mejorar la ratio de pacientes por enfermera. Sumando más profesionales que puedan garantizar una asistencia de calidad, la que requiere una población como la de Castilla y León, muy dispersa y envejecida. Sin embargo, la ratio de estos profesionales por 1.000 habitantes en Castilla y León es de 4,31. Mientras, en Europa es 8,8 enfermeras y enfermeros por 1.000 habitantes, y un profesional enfermero tiene a su cargo más de 18 pacientes en una planta de hospital. La ratio segura es de 6-8 pacientes».