jueves 6 octubre, 2022
InicioACTUALIDADSoria ¡YA! logra el respaldo unánime de las Cortes para impulsar la...

Soria ¡YA! logra el respaldo unánime de las Cortes para impulsar la implantación de las ayudas al funcionamiento de las empresas

Sale adelante la PNL para requerir al Gobierno central la puesta en marcha de forma inmediata de este mecanismo que ayudará a autónomos y empresas sorianas.

Soria ¡YA! ha sacado adelante una proposición no de ley que insta a las Cortes de Castilla y León a requerir al Gobierno de España la puesta en marcha urgente de las ayudas al funcionamiento para Soria, Cuenca y Teruel. Esta propuesta ha contado con el apoyo absoluto de la cámara, con 81 procuradores a favor y cero abstenciones y negativas, una unanimidad que pone de manifiesto la importancia de estas ayudas para Soria.

Ante la queja de alguno de los grupos, la agrupación de electores aclara que no ha admitido ninguna enmienda de las que se han presentado porque, bajo su punto de vista, pretendían instrumentalizar políticamente unas ayudas que son muy necesarias para la sociedad soriana, tanto para empresarios como para trabajadores. Insisten, en que el objetivo era que todos los grupos del hemiciclo hicieran suya esta iniciativa y sacar adelante la PNL por unanimidad, algo que han logrado, destacan. Así, Soria ¡YA! celebra que, por fin, todos los grupos políticos representados en las Cortes de Castilla y León se hayan puesto de acuerdo en esta iniciativa.

Las directrices de estas ayudas al funcionamiento fueron aprobadas el 19 de abril de 2021 por la Comisión Europea y están contempladas en los actuales Presupuestos Generales del Estado de 2022. Esto significa que debieron comenzar a concederse desde el 1 de enero de este mismo año, por lo que Soria ¡YA! asegura no entender el retraso de más de ocho meses cuando además no hay ningún problema jurídico para que comiencen a aplicarse de forma inmediata.

Estas ayudas se podrían aplicar en España utilizando la herramienta de la fiscalidad diferenciada, es decir, mediante la reducción de la cuota de cotización empresarial a la Seguridad Social. Una fórmula que ha demostrado su eficacia en otras regiones despobladas del norte de Europa. Ayudarían a impulsar la inversión en tres zonas del país especialmente afectadas por la despoblación y “donde el mercado por sí solo no logra unos resultados suficientes de desarrollo económico ni de cohesión territorial”, tal y como se explica en la Proposición No de Ley presentada por la agrupación de electores este miércoles.

Aunque la agrupación es consciente de que estas ayudas por sí solas no son suficientes para marcar un cambio de rumbo en el proceso de deterioro demográfico de la provincia, aseguran que se trata de un primer paso que se uniría a otras políticas como la mejora de las infraestructuras o los servicios sanitarios o sociales.

Desde Soria ¡YA! consideran que es importante el trabajo conjunto ante las autoridades comunitarias para impulsar esta herramienta e intentar revertir las dificultades por las que pasan Soria, Cuenca y Teruel. Por ello celebran que haya salido adelante esta propuesta, que muestra al Gobierno central la unanimidad de los grupos políticos de Castilla y León para conseguir las tan necesarias ayudas al funcionamiento.

“LA JUNTA  ANUNCIA LA LLEGADA DE MUCHAS EMPRESAS, PERO LUEGO LAS QUE DE VERDAD VIENEN Y PERDURAN SON MUY POCAS”

En otro orden de cosas, este miércoles, Soria ¡YA! también ha apoyado una propuesta para impulsar la industria en Castilla y León de mano de una moción puesta en marcha por el Partido Socialista. Soria tiene peculiaridades propias como la provincia más deshabitada del país, con escasez de trabajadores y poco suelo industrial. Por ello, se hace necesario fomentar el crecimiento empresarial para paliar esta situación, ya que, aunque el Gobierno Autonómico “anuncia la llegada de muchas empresas, luego las que de verdad vienen y perduran son muy pocas”, tal y como ha expresado la procuradora Vanessa García en Cortes. Soria ¡YA! ya ha propuesto en numerosas ocasiones soluciones como la tan necesaria fiscalidad diferenciada, introducir incentivos económicos o reforzar el esfuerzo público en servicios básicos rechazando la primacía de criterios de rentabilidad.