Tomás Cabezón: “El presidente Casado ofreció a Sánchez un pacto por las pensiones y no hemos parado ni un minuto hasta conseguirlo”

         

El portavoz del GPP en la Comisión del Pacto de Toledo recuerda que el pasado febrero el líder del PP le trasladó este ofrecimiento al presidente del Gobierno y le encomendó esta labor al Grupo Popular en el Congreso.

Destaca que “Casado ha demostrado, una vez más, que es capaz de llegar a acuerdos, como este, que ha sido fruto de un arduo trabajo”. “No se trata de pactar por pactar”, asegura Cabezón, quien remarca que “el PP no acepta trágalas”, como así ha quedado demostrado en esta negociación.

     

Se muestra sorprendido por que los grupos que dinamitaron el acuerdo en febrero de 2019, como Podemos, hoy apoyen recomendaciones mucho más centradas. “Bienvenidos al acuerdo”, afirma.

“Hay 10 millones de pensionistas a los que dar tranquilidad, 19 millones de cotizantes que necesitan certidumbre, 3.200.000 de autónomos que buscan
equilibrio y siete millones de españoles en sistemas complementarios que quieren seguridad”.

Como subraya el portavoz popular, “pactar y llegar a acuerdos requiere de mucha empatía, estar dispuesto a convencer y no a imponer, hacer renuncias, no dar nada por sentado, requiere alianzas, trabajo y que esto esté en la voluntad de los de enfrente”. “Todo ello –remarca- está en el ADN del PP, que es la alternativa de Gobierno porque en los temas importantes, ya sea desde el Gobierno o desde la oposición, siempre está”.

“El compromiso del PP con el sistema de pensiones y su sostenibilidad es incuestionable”, afirma Cabezón, quien señala que el Partido Popular trabaja para “garantizar las pensiones y afrontar políticas a largo plazo que permiten lograr un equilibrio del sistema”.

Recuerda que las recomendaciones que hace la Comisión del Pacto de Toledo son el marco sobre el que el Gobierno tiene que dibujar el desarrollo normativo, por lo que espera que sea de “estilo realista y no derive en un cuadro surrealista”.

“No podemos perder de vista que la Comisión del Pacto de Toledo busca dar sostenibilidad y certezas al sistema”, asegura Cabezón, quien afirma que “lo más importante es el empleo porque es la mayor garantía de la pensiones”.

Destaca que “el compromiso del PP es que las pensiones suban todo lo que se pueda” y recuerda que “una de las primeras decisiones del anterior Gobierno del Partido Popular fue volver a subir las pensiones que habían sido congeladas por el anterior Ejecutivo socialista, provocando la mayor pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas en la historia reciente”.

Indica que para el PP “los autónomos han sido una línea roja en la negociación”, ya que “están sufriendo las consecuencias de la pandemia como nadie”, por lo que rechaza que se les impongan ciertas medidas como la cotización por ingresos reales.

“No aceptamos el discurso que traslada el Gobierno de que los planes de pensiones complementarios son un mecanismo de ahorro para los ricos”, afirma Cabezón, quien asegura que “no cree que en España haya siete millones de ricos”, que son las personas que tienen un plan privado, y que, como dice la AIREF, las clases medias y bajas son los que obtienen mayor rentabilidad cuando acceden a estos fondos.

Se muestra partidario de hacer reformas para parar que las empresas sigan utilizando mecanismos de prejubilación a personas mayores de 55 años como sistema de regulación de empleo porque “es antieconómico y antisocial”.

Destaca que en 2018 el empleo femenino estaba en máximos históricos y se reducía la brecha salarial, como también se reducía la brecha en pensiones con medidas como el complemento de maternidad que aprobó el Gobierno del PP.

“La postura del Partido Popular ante los falsos autónomos es que no se pierda ni una sola oportunidad de empleo pero tampoco un solo derecho”, afirma.

Considera que “el empleo juvenil debe ser prioritario”, por lo que asegura que no debería haber acción gubernamental sin que los jóvenes estén presentes.

Apuesta por permitir que las personas puedan decidir el momento en que desean jubilarse, de modo que puedan alargar su vida laboral el tiempo que deseen de forma voluntaria”.

Cabezón traslada un mensaje de “tranquilidad, optimismo y confianza en nuestro sistema de pensiones”.