UGT Servicios Públicos CyL afea al nuevo Consejero de Sanidad que no se haya reunido con todos los representantes de los trabajadores sanitarios desde su nombramiento

movilizaciones
         

No se puede caer en los mismos errores de siempre de entregarse en manos de los sindicatos corporativos que representan solo a una parte del personal facultativo y a una parte del personal de enfermería.

UGT Servicios Públicos Castilla y León ha trasladado al nuevo Consejero de Sanidad, durante la reunión que han mantenido esta mañana, su “enfado” por no haberse reunido aún con todas las organizaciones sindicales que conforman la Mesa sectorial de Sanidad y “caer ce nuevo en los viejos errores y costumbres de anteriores consejeros, al entender que los sindicatos corporativos de algunos médicos y de una parte del cuerpo de enfermería representan a todos los trabajadores y trabajadoras del sistema público de salud, para los que rápidamente buscó y encontró un hueco en su agenda”, ha manifestado el secretario autonómico de sanidad de UGT, Miguel Holguín.

     

En esta reunión, a la que Holguín ha calificado como “cordial y sin nada que ver con la única que mantuvimos con la anterior inquilina de la Consejería”, UGT ha manifestado su voluntad de colaborar en todas aquellas medidas que se implementen para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras de la sanidad pública en medio de esta sexta ola que está siendo terrible a nivel asistencia en todos los niveles; sin embargo, también le han expresado al Consejero que “el deseo y anhelo del sindicato es que a partir del próximo 13 de febrero se produzca un giro en la gestión del servicio público de salud de Castilla y León, quedando la Consejería fuera del alcance de Populares, Ciudadanos y, por supuesto, de los representantes de la extrema derecha”.

Por su parte, Tomás Pérez Urueña, secretario general de UGT Servicios Públicos Castilla y León, que también ha estado presente en la reunión, ha insistido en lo acuciante de la situación del Transporte Sanitario ante la inmediatez de la licitación del nuevo contrato. En este sentido ha transmitido tanto al Consejero como al Gerente regional de SACYL que “sin convenio y sin posibilidad de negociación alguna en el momento actual, la convocatoria de huelga en el sector es inminente”, con todo lo que puede suponer para la Junta un conflicto colectivo de este calado en medio de la situación COVID y de una campaña electoral. “La pelota está en su tejado” ha sentenciado Pérez Urueña.

En la reunión también han estado sobre la mesa la privatización y la precarización de la realización de los test de antígenos, así como los planes de contingencia hospitalaria y las “peonadas” en Atención Primaria. En este sentido, la secretaria de Sanidad de UGT Servicios Públicos de Valladolid, Teresa Baz Herrero, además fisioterapeuta en el Hospital Clínico, ha manifestado que “desde el sindicato no se comparten las razones que se nos han dado para justificar la externalización de los test de cribado, insistiendo en la posibilidad de contratar a otros profesionales, de los que suficiente en las bolsas de empleo, para llevar a cabo tareas que liberen al personal de Atención Primaria de la carga de trabajo a la que se están siendo sometidos”.

Por último, desde UGT Servicios Públicos Castilla y León, tras calificar la ausencia de medidas efectivas por parte del gobierno en funciones de Fernández Mañueco como combustible para la explosión epidemiológica que sufrimos, entienden que “aunque lo prioritario ahora sigue siendo la atención a la pandemia no renunciamos a que pasadas las elecciones autonómicas se pueda volver a hablar de los problemas laborales y salariales crónicos de los que adolece la sanidad pública de Castilla y León tras la gestión monocolor del Partido Popular” concluyeron.