miércoles 10 agosto, 2022
Inicio_Sin categoríaUn estudio de la UVa indica que en Soria hay que "controlar...

Un estudio de la UVa indica que en Soria hay que «controlar los flujos para evitar que ese desborde de contagios se siga produciendo»

Dos profesores de Análisis Económico de la UVa analizan la influencia que tienen los territorios vecinos sobre el nivel de contagio en las zonas básicas salud de Castilla y León. El estudio señala que los resultados «son coherentes con un desconfinamiento diferenciado por zonas de salud»

Dos profesores del Departamento de Fundamentos del Análisis Económico en la Facultad de Ciencias Sociales Jurídicas y de la Comunicación del Campus de la Universidad de Valladolid en Segovia han elaborado un estudio sobre los “Efectos desborde de los casos infectados por Covid-19 en Castilla y León». Los resultados que arroja el estudio son coherentes con un desconfinamiento diferenciado por zonas de salud.

Se trata de los profesores Alfonso Moral y Ángel Luis Martín Román, quienes con este documento pretenden aportar algo de luz sobre el comportamiento espacial de la pandemia mediante el análisis de la distribución del número de enfermos confirmados en Castilla y León. Desde que se inició la propagación del Covid-19 por el territorio español, las regiones más castigadas, junto a la Comunidad de Madrid y Cataluña, han sido Castilla y León y Castilla-La Mancha. Si bien las dos primeras ocupan este lugar principalmente por su tamaño poblacional, en el caso de las dos Castillas una de las características que explicaría la fuerte propagación puede ser la cercanía con Madrid y la existencia de flujos poblacionales de forma diaria, ya sea por cuestiones laborales o por acceso a segundas residencias.

Las conclusiones del análisis de estos dos profesores ponen de manifiesto la existencia de patrones espaciales estadísticamente significativos en la evolución de esta pandemia. Los datos obtenidos parecen confirmar que los flujos poblacionales entre territorios, especialmente en las provincias limítrofes con Madrid, parecen explicar gran parte de la severidad con que la pandemia ha afectado a Castilla y León.

«Las conclusiones obtenidas son coherentes con un desconfinamiento diferenciado por zonas de salud. Los datos para el total de la Comunidad son muy heterogéneos y conviven territorios con muy baja incidencia con otros donde los niveles de contagio son altos y la enfermedad está sin controlar. En especial conviene mantener un mayor control en provincias como Soria y Segovia donde la epidemia ha sido muy severa y aún se mantienen altos niveles de contagio«.

Por lo tanto, en opinión de Alfonso Moral y Ángel Luis Martín Román, los resultados son coherentes con un desconfinamiento diferenciado por zonas de salud. Los datos para el total de nuestra Comunidad Autónoma son muy heterogéneos y conviven territorios con muy baja incidencia con otros donde los niveles de contagio son altos y la enfermedad está sin controlar.

El estudio se puede consultar aquí: