martes 7 febrero, 2023
InicioACTUALIDADUPA-COAG de Soria reclama a la Junta abonar "los enormes daños que...

UPA-COAG de Soria reclama a la Junta abonar «los enormes daños que provocan los corzos al girasol»

La Alianza UPA-COAG de Soria recuerda que la Junta de Castilla y León «debería ser responsable de todos los daños, que la fauna salvaje amparada y defendida hasta el extremo por parte del Gobierno autonómico, provoca en los campos de la provincia»

La Alianza UPA-COAG de Soria denuncia «la desesperación de los agricultores sorianos que sufren en primera persona el afán conservador de animales por parte de las administraciones mientras los corzos, los jabalíes, los ciervos, etc., acaban con miles de hectáreas de cereal y girasol»

La Alianza UPA-COAG de SORIA denuncia «la inacción absoluta de las administraciones, y especialmente de la Junta de Castilla y León, a la hora de controlar la fauna salvaje en nuestra provincia».

La organización lamenta que en los cultivos de cereal y oleaginosas, colza y especialmente el girasol, los daños que provocan principalmente los corzos. Indican que éstos se comen las plantas en su inicio, dando al traste con la producción, suponen pérdidas anuales que superan los tres millones de euros. Estos daños no son compensados en su totalidad por los seguros agrarios, por disponer estos de una franquicia del 20% y un precio del producto muy inferior al precio del mercado, «lo que está ocasionando unas pérdidas no indemnizadas por  explotación que en caso del girasol ya superan con creces los 3.000€ anuales» apuntan desde UPA-COAG.

Para la alianza agraria «resulta un despropósito el afán que tienen las administraciones por defender antes a la fauna salvaje que a los propios agricultores y ganaderos, que son víctimas de la expansión descontrolada de especies muy peligrosas como el ciervo, jabalí o corzo, no solo para los profesionales del sector, sino también para el resto de ciudadanos por la elevada siniestralidad que provocan en las carreteras provinciales».

La Alianza UPA-COAG de SORIA considera «lamentable que los productores se vean obligados a suscribir seguros para poder resarcirse de parte  de los daños que provocan los animales, pues lo seguros tienen una franquicia del 20% de los daños ocasionados, mientras desde las administraciones se mira para otro lado a la vez que se limitan a desarrollar unas políticas  de gestión medioambiental con la máxima del “cuantos más, mejor” en relación al número de animales salvajes, lo que resulta una irracionalidad, un despropósito y un disparate que afecta sobremanera a la población rural y al sector agrario soriano en particular».

Es por ello que UPA y COAG de SORIA exigen a las administraciones, empezando por la Junta de Castilla y León, que «abonen los daños de los corzos, jabalíes y ciervos al girasol y al resto de cultivos, y que de inmediato ponga en marcha un sistema eficaz de control de las poblaciones cinegéticas».

La organización denuncia que “es el mundo al revés, que sean los agricultores y ganaderos los que tengan que soportar los daños que ocasionan los animales cinegéticos en nuestras explotaciones, sin obtener beneficio alguno y que sean los propios productores los que tengan que suplicar y llevar a los tribunales a los responsables de los cotos de caza que se hagan cargo de los daños, o que el propio agricultor tenga que sufragar de su bolsillo un seguro agrario para dar gusto a los corzos, jabalís y corzos, y para dar placer a quienes quieren un campo descontrolado de animales silvestres, que no sean molestados por los profesionales agrarios”.