UPTA alerta de que 2021 comienza con la desaparición de más de 14.000 autónomos con respecto al año pasado

         

El año 2020 terminó con datos positivos en la afiliación al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), pero el comienzo del 2021 ha dado un duro golpe a la afiliación del trabajo autónomo con una estrepitosa caída en los datos. La tercera ola de la COVID19 ha provocado el endurecimiento de las restricciones en casi todas las autonomías, y los sectores más afectados, hostelería y comercio, agonizan.

El Cese de Actividad, cuya nueva prórroga ha sido aprobada recientemente, y que ha sido el principal apoyo de la afiliación al sistema, no ha sido suficiente durante el mes de enero para contener el desplome que ha sufrido la afiliación al RETA en el primer mes de 2021. Desde UPTA insistimos en la necesidad urgente de añadir nuevos planes de rescate a los sectores más castigados por la crisis económica de la COVID19.

     

Nuestra organización ya se ha puesto en contacto con los Ministerios (Industria, Hacienda y Asuntos Económicos) que deben abordar las ayudas adicionales en materia fiscal, de índole económica y de incentivación del consumo.

Eduardo Abad, presidente de UPTA, “exigimos una mesa de negociación urgente y al máximo nivel, para acordar las medidas necesarias para la recuperación del mayor número de actividades económicas”.

Los sectores más importantes del trabajo autónomo han registrado grandes caídas en su afiliación. El comercio y la hostelería se vuelven a llevar la peor parte con 3.467 y 2.748 bajas en el RETA respectivamente. El sector de la construcción y la industria manufacturera también han registrado datos muy negativos con 2.008 y 1.178 autónomos menos, viéndose únicamente un ligero aumento de afiliación en las actividades sanitarias.

Por Comunidades Autónomas, todas las autonomías han contabilizado un descenso en la afiliación al RETA, aunque Cataluña, la Comunidad Valenciana y Andalucía han anotado los peores datos con 2.174, 2.125 y 1.723 autónomos menos respectivamente. Aunque sin cifras positivas en cuanto al crecimiento, las regiones que menos trabajadores por cuenta propia han perdido en enero han sido la Región de Murcia con 106 personas trabajadoras autónomas menos, La Rioja con 131 menos y Navarra con un descenso de 190.